La Provincia de Santa Fe, a través del Ministerio de Producción y la Secretaría de Estado de la Energía, junto a la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética del Ministerio de Energía de la Nación, convocó ayer, en la ciudad de Rosario, a empresas santafecinas a una jornada informativa sobre la conformación de Redes de Aprendizaje en Eficiencia Energética.

La cita fue exitosa. Más de 20 empresarios y empresarias acudieron a una mesa redonda para indagar y discutir sobre este mecanismo de red, que tienen por objetivo la colaboración mutua entre sus integrantes, para hacer más eficientes los sistemas de la gestión de la energía.

La mecánica se desarrolla en cuatro pasos, que consisten en que cada empresa analice su desempeño energético y comparta información a la red; se fije una meta conjunta con base en los potenciales de mejora identificados y se pauten reuniones periódicas para intercambiar experiencias, consultas, y avances en talleres. Además, la red tendrá soporte técnico externo de especialistas en eficiencia energética.

Hoy, indudablemente, este es un tema que acapara la atención del mundo empresario.

A propósito, previo a iniciarse la jornada, la secretaria de Energía provincial, Verónica Geese, adelantó a los medios un dato que explica el éxito de la convocatoria: “cada 10 por ciento que aumenta la tarifa mayorista, la EPE tiene que pagar por año mil quinientos millones de pesos más”. La cifra, luego, es trasladada a los usuarios.

Formalmente, la apertura de la charla comenzó con palabras de Verónica Geese y la Ministra de Producción, Alicia Ciciliani, quienes explicaron el marco de la convocatoria.

Luego, José Luís Weisman, Director Nacional de Programas, y Alejandro Primbas, Director para el Sector Productivo, ambos de la Subsecretaría de Eficiencia Energética de la Nación, comentaron la experiencia de Redes de Aprendizaje en Eficiencia Energética que se inició, en junio, en Buenos Aires.

Primbas apuntó, como objetivo del espacio, “lograr una mirada sistemática de mejora continua permanentemente estableciendo una metodología de control, de identificación de oportunidades, de mejoras e ir significativamente incrementando la eficiencia energética dentro de cada una de las empresas”, capaz de “desarrollar cambios culturales, mejorando procesos”.

En Buenos Aires ya participan 12 empresas consideradas electrointensivas: Acindar, Arsat S.A., BGH SA, Bimbo S.A., Celulosa Campana S.A, Establecimiento Metalúrgico Sturam S.A., FIBERCORD S.A, Molinos Río de la Plata S. A., Packall SRL/Anchor Packaging, Roca Argentina S.A, Ricardo Almar e Hijos S.A y Volkswagen Argentina.

En Santa Fe, las empresas tendrán hasta el 15 de agosto para manifestar su interés de participar. La selección cerrará 15 días después, el 30 de agosto.

Beneficios concretos

El Director para el Sector Productivo, Alejandro Primbas, destacó Alemania lidera desde hace más de 15 años este tipo de experiencias de Redes de Aprendizaje en Eficiencia Energética.

En el país, una de las empresas que está haciendo escuela en la materia es Mastellone Hnos, empresa electrointensiva que comercializa productos lácteos bajo la marca La Serenísima.

Luís Demicheli, Gerente de Sistemas de Gestión y Capacitación de Mastellone Hnos, explicó durante la jornada los beneficios que le significó a la empresa la implementación del Sistema de Gestión de la Energía ISO 50001, de cuidado y optimización de la energía.

Como conclusión, arrojó que la reducción del consumo energético alcanzado fue de una mejora del 3,2%, equivalente a un costo de USD 65.658. Esto representa un total de 710.947 kWh en un período menor de 1 año. También se obtuvieron beneficios ambientales y sociales, por ejemplo, una reducción de 263.060 kg de emisiones de CO2.