Los vehículos eléctricos inminentemente reemplazarán a los de combustión interna. No sólo porque son más eficientes que los que funcionan a partir de combustibles fósiles, sino por el afán de los distintos países del mundo en querer reducir emisiones de gases de efecto invernadero.

Países como China, Francia, Holanda y Alemania anunciaron que entre el 2025 y el 2040 sólo serán comercializados o tendrán capacidad de ingresar a ciudades automóviles que funcionen con electricidad. Chile cuenta con menos de 200 autos de este tipo circulando, pero proyecta una suba de 5 millones para el 2050.

Roberto Stazzoni, gerente técnico de Scame y socio fundador de Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA), comenta a Energía Estratégica que si bien la carga de estos vehículos eficientes y el mantenimiento es mucho más barato que los que andan a partir de combustible, el precio del valor por unidad de estos primeros todavía es muy alta.

Stazzoni señala que actualmente la Renault Kangoo eléctrica es el único modelo de su tipo que se está comercializando en la Argentina, tras ser homologado por el INTI. Hay varios rodados que están esperando su homologación para entrar en circuito.

“Tomando a ese auto como parámetro, lo que hoy encontramos es que la Kangoo eléctrica está costando algo más del doble que la naftera. Con lo cual hoy cada usuario tiene que hacer bien la cuenta en cuánto tiempo puede amortizar el vehículo, en combustible y mantenimiento. Si el vehículo es de uso frecuente posiblemente convenga que sea eléctrico, si no, posiblemente no sea conveniente”, analiza el especialista de acuerdo a esta coyuntura.

Según cálculos del miembro de AAVEA tomados en base al precio de la energía del sur del país, donde un kilowatt hora está en el orden de los 3 pesos, se podrían hacer 300 kilómetros con apenas 120 pesos.

Renault Kangoo, único modelo eléctrico homologado en la Argentina.

Pero a esto, la cuestión es de costos. “Necesitamos que los precios de los vehículos eléctricos en Argentina se reduzcan”, apunta Stazzoni, al tiempo que celebra que diferentes legisladores hayan presentado proyectos de Ley de incentivo, como el senador Fernando Pino Solanas o el diputado Juan Carlos Villalonga. De hecho la propia AAVEA presentó su propia propuesta.

Lea también: «Energías renovables y vehículos eléctricos: el proyecto de ley que presentó “Pino” Solanas»

Desde el sector hay preocupación sobre la posibilidad de que los proyectos no sean tratados en este período legislativo. “Sería muy bueno que se trate este año porque ya el año que viene es electoral y sabemos que la política va a estar más enfocada en las elecciones que en este tipo de temas”, resalta Stazzoni.

Es decir que, de acuerdo a este análisis, en caso de que no sean tratados los proyectos de Ley y se pueda sancionar alguno de ellos este año, la Argentina debería esperar recién al 2020 para contar con un marco regulatorio que permita su utilización.

La propuesta de AAVEA

“Nosotros, desde AAVEA, hemos propuesto en nuestro proyecto de ley un esquema de 3 niveles de incentivos para que el auto eléctrico tengo un precio más razonable y sea accesible”, señala el socio fundador de Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (AAVEA), Stazzoni.

El primero de ellos, indica, está asociado a que aquellos que comercializan los vehículos, ya sean fabricantes o importadores, puedan ofrecerlos al mercado a precio más bajo mediante la quita de impuestos o aranceles, entre otras cosas. “De este modo un auto eléctrico podría estar en valores más cercanos a los de un auto de combustión interna”, enfatiza.

El segundo punto está asociado a que el usuario pueda acceder a créditos blandos y mayor facilidad a financiamiento al momento de adquirir un vehículo.

El tercer incentivo es al uso, como VTV bonificada, libre estacionamiento en determinadas áreas, libre tránsito en otras, reducción en los aranceles de las tarifas de patentes y de otros impuestos. “Es decir, todo aquello que está asociado al uso”, resume Stazzoni.

“Estamos trabajando en el proyecto de ley que presentamos esas tres direcciones para tu vehículo eléctrico sea una realidad en Argentina tal como lo es hoy en el mundo”, remata el especialista.