Son más de 7.500 en todo el país los grandes usuarios que tienen una demanda superior a 300 KW que deberán en 2017 abastecerse en un 8 por ciento con energía limpia y 20 por ciento en 2025. Si bien en este conjunto aparecen firmas de peso como Aluar o Techint, también figuran compañías de baja escala.

Julia Carruthers, Gerente de la Asociación de Grandes Usuarios de Energía Eléctrica de la República Argentina (AGUEERA) sostiene que en todo el mundo los proyectos de estímulo de las energías renovables son instrumentados a partir “del Estado u organismos centralizados (como CAMMESA) con responsabilidad que recae en distribuidoras y los generadores; no conozco casos que apunte sobre las industrias”.

Y en la plaza local, señala que actualmente no hay generadores de energía renovable disponibles para comprar en el mercado, situación que puede desencadenar en un conflicto en el corto y mediano plazo. “Las Pymes no pueden firmar estos contratos, y si lo hicieran, cuando los desarrolladores van al sector financiero, no son sujetos de crédito”, cuestiona.

De acuerdo a datos publicados por la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (CAMMESA), en sus Documentos de Transacciones Económicas, de las más de 7500 empresas con potencia mayor a 300 kW, 6900 tienen potencia media menor a 1 MW. Este es el foco que preocupa a Carruthers.

Fuente: AGUEERA

Fuente: CAMMESA

¿Podrá un inversor en energía eólica, solar o biomasa conseguir avales para el financiamiento a partir de este tipo de clientes? Carruthers plantea que “no todo funciona con un contrato PPA a 15 años, no todas las industrias pueden hacer eso”.

La directiva aclara que muchas de las Pymes no realizan balances contables y en consecuencia los desarrolladores de proyectos de energía renovable no tendrán acceso a capital local e internacional en esas condiciones.

Si bien actualmente no se está pensando en hacer alguna presentación a la justicia, anticipa que si no se buscan alternativas “en el futuro puede haber problemas”.

Como está planteada la Ley 27.191 señala que “va a generar un conflicto”, por eso recomienda tomar los recaudos necesarios durante el proceso de reglamentación. “Hay que tratar de que esto no pase”. El problema se presentará a medida que empiecen a aplicarse multas por incumplimiento.

demanda de energía

En total, de acuerdo a los cálculos de la normativa, en 2017 debería haber instalados 900 MW de potencia sólo por Grandes Usuarios.