En el Pre Coloquio de Idea, desarrollado el miércoles pasado en Rosario, Santa Fe, Mariano Bosch, Cofundador y CEO de Adecoagro, disertó en un panel titulado ‘El agro y la transición energética’. Entre las frases más resonantes y sintetizadoras de su exposición, se desprendió: “necesitamos energía barata para ser competitivos”.

El empresario problematizó sobre la calidad y costos de la energía en la Argentina para la agroindustria y su importancia para poder competir con otros mercados, como el de Estados Unidos o Brasil.

En ese sentido, Bosch habló de las oportunidades que en este último tiempo se está abriendo para la agroindustria en la producción de energía limpia.

Contó que Adecoagro está proyectando duplicar la cantidad de vacas productoras de leche, de 7 mil a 14 mil, con una inversión de unos 50 millones de dólares. Y para ello, dentro de su plan de negocios, planean construir una planta de bioetanol capaz de procesar 50 mil toneladas de maíz por año.

Lea también: «Santa Fe financiará una planta de biogás que funcionará con el estiercol de vacas»

El motivo de esta inversión no será tanto la producción de biocombustible sino de burlanda, un subproducto excelente para alimentación animal. Bosch explicó que de este modo dejarán de comprar la burlanda, produciendo bioetanol que podrán vender a “un precio competitivo”. “Acá vemos como la energía y el agro empiezan a generar oportunidades”, resaltó.

En tanto, el CEO de Adecoagro recordó que el año pasado, en Christophersen, Santa Fe, allí donde tienen las más de 7000 vacas de dos tambos estabulados inauguraron la puesta en marcha de un biodigestor con 1,4 MW de potencia, capaz de generar energía limpia aprovechando el estiércol vacuno.

La iniciativa surgió luego de que Adecoagro adjudicara el proyecto en el marco de la Ronda 1 del Programa RenovAr. La inversión de la obra fue de 6 millones de dólares. Con la iniciativa, la empresa no sólo resolvió un tema ambiental, evitando emisiones de CO2, sino que por cada MWh que la central de biogás inyecte a la red, el Estado le paga a la empresa 158,9 dólares.