Desde Grupo AES hay un compromiso global para bajar sus emisiones de co2 en un 70% al 2030. Por ello, desde su filial en México –donde cuentan con una mayoría de centrales termoeléctricas– definieron acelerar la transición y concentrar nuevas inversiones en proyectos de energías renovables.

Según indicó el CEO de AES México, José Arosa, en AES fijaron el objetivo de aumentar su capacidad a cerca de 3000 MW de renovables al año y específicamente en México instalar alrededor de 300 MW de renovables anuales para sumar a los ya existentes y lograr un total de 2500 MW en este mercado al 2023.

Esta meta se ve temporalmente afectada por la contingencia por el nuevo coronavirus y las últimas medidas que el gobierno mexicano anunció que implementará y que involucran limitar la generación y el despacho de energías renovables.

Al respecto, el empresario consideró que “no hay que perder el foco, veníamos con muy buena inercia. Que esta situación, que es muy inusual, no nos desvíe de lo que queríamos hacer”.

En principio, sobre el Covid-19 señaló: “esta realidad inusual también nos enseñó un peek a boo de lo que quisiéramos ser: lograr baja contaminación, acelerar beneficios que los proyectos están dando a las comunidades, buscar la soberanía energética, e incrementar sustancialmente la generación de renovables en la matriz como algunos países que ya lo están haciendo”.

Además, abrían motivos por los cuales continuar las inversiones y permanecer en este mercado apostando a generar a partir de energías limpias. Las bases estarían sentadas y restaría hacerlas respetar. 

«La reforma energética, marco un antes y un después en México. Para conectar un proyecto de generación eléctrica se deben cumplir unas reglas que, habiendo pasado por eso hace menos de 6 meses, puedo compartir que son súper estrictas, desde el punto de vista de cumplir el código de red», valoró el empresario.

Además de avanzar con las obras y realizar conexiones en respeto a las reglas del mercado vigentes al momento de haber suscrito contratos, el empresario se refirió como segundo punto de atención a todos los beneficios que las renovables tienen.

Y puntualizó «las renovables aparte de traer muchos beneficios sociales a las comunidades, brindar soberanía energética y reforzar la cadena de suministro, además ofrecen precios bajos».

Sobre los documentos que desde distintos entes de gobierno fueron circulando en estos primeros meses del año, indicó que le harían falta bases técnicas y que los argumentos utilizados remiten a discusiones ya resueltas años atrás.

«Hubo rechazo a estos documentos primero por la arbitrariedad a la que se referían con las medidas para proyectos en construcción y en pruebas, sobretodo los eólicos y solares. No había ni un detalle técnico por el cual señalen disturbios en la red», precisó José Arosa, CEO de AES México, quien se pronunció sobre este y otros temas durante su participación en «Latam Smart Energy & Mobility Virtual Summit 2020».

En el marco de ese evento, dijo presente junto a otros CEO de empresas líderes como Grenergy Atlas y Renewable Energy en el panel “El nuevo contexto del desarrollo renovable post COVID-19: Almacenamiento, O&M y PPAs”, moderado por Gastón Fenés, periodista de Energía Estratégica.