AES anuncia el cierre del 20% de la totalidad de la potencia de centrales a carbón: reemplazarán con renovables

La empresa generadora aseguró que en el 2025 dejarán de funcionar 4 de estas plantas, las cuales totalizan 1.097 MW. Paralelamente, anticipó que para ese mismo año ingresarán “más de 2.300 MW” renovables al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

“Se materializó el acuerdo anticipado de 4 nuevas centrales a carbón propiedad de AES Andes”, destacó hace minutos el ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet.

En efecto, el Gobierno pactó con la empresa el cese del funcionamiento para 2025  de Ventanas III y Ventanas IV, ubicada en la comuna de Puchuncaví, provincia de Valparaíso; y de Angamos I y II , en Mejillones, las cuales suman 1.097 MW.

Según Jobet, esa potencia “representa un 20 por ciento de la capacidad total instalada de carbón del Sistema Eléctrico Nacional (SEN)”. Puesto en otros términos, se reducirá la emisión de aproximadamente 6 millones de toneladas de CO2 al año, lo que equivale a sacar de circulación a más de 2,4 millones de vehículos particulares en Chile.

El funcionario reconoció el gesto de la empresa, considerando que AES las había puesto en marcha entre 2010 y 2013, adelantando así su compromiso dentro del Plan de Descarbonización, que fijaba que estas plantas iban a cerrarse en 2040.

Así las cosas, el ministro de Energía destacó que al 2025 habrá dejado de funcionar un 65% de la potencia total de las centrales a carbón: 18 de las 28 que están operativas.

Por su parte, Julian Nebreda, presidente de AES Andes, resaltó el trabajo conjunto con el Gobierno en este avance hacia una matriz más limpia. Indicó que la empresa todavía cuenta con 850 MW de operación a carbón más (además de esos 1.097 MW) pero adelantó: “vamos a seguir trabajando para seguir acelerando” su salida.

En contraposición, señaló que la empresa norteamericana está invirtiendo en Chile 3 mil millones de dólares para que en 2024 ingresen en operaciones “más de 2.300 MW renovables”, principalmente eólica y solar fotovoltaica.

Diversificación

Consultado sobre cómo hará Chile para reemplazar la salida de la potencia a carbón, Jobet recordó que este año se van a inaugurar 6.000 MW eólica y solar fotovoltaica: el doble de lo que ya opera en el país en esas tecnologías.

Y confió: “Hacia fines de esta década (el 2030) vamos a tener una penetración muy alta de solares (fotovoltaicas) y eólicas que van a ser complementadas con energía hidroeléctrica, que va a seguir jugando un rol importante de estabilización de la matriz; crecientemente tendremos energía de concentración solar de potencia, que permite generar electricidad 24/7 a partir del sol, y esperamos que cada día haya más capacidad de almacenamiento con baterías y otras tecnologías”.

Además resaltó que “el gas natural va a seguir teniendo un rol importante de estabilización de la matriz” y estimó, de acuerdo a las proyecciones oficiales, que al 2030 el 70% de la matriz eléctrica provendrá de renovables.

Plan retiro del carbón

El Gobierno se comprometió en 2019 cerrar todas las centrales de Carbón en Chile al 2040. Este calendario original se ha ido modificando y acelerado constantemente.

Cuando se anunció el plan, que consideraba las 28 centrales funcionando en ese entonces, se dividió en dos fases: la primera que contemplaba el cierre de 8 centrales a 2024, y las otras 20 a 2040.

Hoy ese programa es mucho más ambicioso, y ha adelantado la primera fase en 3 años: en diciembre de este año se habrán cerrado 8 centrales, y al 2025 se habrán cerrado 18.

Es así como en abril de 2021 el ministro de Energía anunció que para el 2025 se habrán retirado el 50% de las centrales a carbón. Esto luego de que ENGIE anunciara salida total del carbón, correspondiente a cerca de 1.500MW, para el 2025 y el impulso de las energías renovables y de nuevas tecnologías de energía, como el hidrógeno verde.

Finalmente el ministro Jobet aseguró que “como Ministerio de Energía seguiremos buscando oportunidades para acelerar el plan y hacer de Chile, un país de energías limpias. Esto siempre y cuando se asegure el suministro eléctrico de los hogares, industria y comercios del país”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *