Se llevó a cabo una nueva reunión de la comisión de energía fotovoltaica de la Asociación Ecuatoriana de Energías Renovables y Eficiencia Energética (AEEREE). Allí, referentes del sector en este mercado debatieron sobre temas prioritarios en su agenda de este 2021.

“Hay que darle más impulso a los temas de de generación distribuida”, fue uno de los consensos a los que llegó esta mesa de trabajo. Así lo indicó Eduardo Rosero Rhea, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Energías Renovables y Eficiencia Energética (AEEREE), en conversación con Energía Estratégica.

Entre los temas en debate que salieron a la luz, las regulaciones ARCERNNR-001/2021 y ARCERNNR-002/2021 fueron las que más despertaron comentarios.

Y es que la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables todavía no se ha pronunciado sobre el tipo de medición y retribución que se realizará por la inyección de excedentes de energías renovables.

También está pendiente el modelo de cálculo del costo nivelado de la energía por proyecto, que debía emitir la Agencia de Regulación en el mes de abril pasado. Y esto deja en vilo a muchas empresas integradoras, puesto que se podría dinamizar el sector a partir de su pronta definición.

“Con la regulación fotovoltaica anterior vimos que solamente se instalaron 3 MW en los últimos tres años”.

“Ahora, lo que necesitamos es que el país apueste por la generación distribuida. Si logramos instalar 100 MW el primer año, 150 MW en el segundo y 250 MW en el tercer año, estaríamos hablando de un avance exitoso”, señaló Rosero.

Por eso, el gremio empresario está preparando un pliego de observaciones para entregar a las autoridades. Como primera iniciativa, esta semana realizarán recomendaciones sobre la regulación 001/2021.

Luego, trabajarán en aportes que garanticen la autorización, ejecución y financiación de nuevos sistemas de generación contemplados por la resolución 002/202.

Consultado acerca del potencial hoy en día, el referente empresario indicó que la industria tiene la capacidad suficiente para atender aquel crecimiento de la demanda y los recursos naturales acompañan favorablemente para garantizar al usuario una inversión sostenible en el tiempo que tendrá excedentes.

Entonces, ¿qué sería necesario para poder impulsar esos 100 MW anuales de base? Según indicó el presidente de la AEEREE, “una de las claves son aquellos esquemas para generación distribuida hasta 10 megavatios contemplados en la 002/2021”. Esos verdaderamente movería la aguja.

Es preciso recordar que puntualmente, la ARCERNNR-001/2021 establece las disposiciones para el proceso de habilitación, conexión, instalación y operación de sistemas de generación distribuida basadas en fuentes de energía renovable (hasta 1 MW) para el autoabastecimiento de consumidores regulados.

En tanto que, la ARCERNNR-002/2021 establece las condiciones técnicas y comerciales a cumplirse con respecto al desarrollo y operación de centrales de generación distribuida (hasta 10 MW), de propiedad de empresas que sean habilitadas por el Ministerio Rector para ejecutar la actividad de generación.