3 de enero 2018

AEE trabaja para reemplazar gas natural por energía eólica, según un nuevo informe

La AEE ha publicado hoy una nota -«Análisis eólico 2017 y Retos para 2018»- en la que repasa las claves del año que acaba de concluir. La Asociación destaca en ese documento que diciembre de 2017 ha sido el diciembre más productivo de toda la historia de la eólica española. La AEE también aborda en […]


La AEE ha publicado hoy una nota -«Análisis eólico 2017 y Retos para 2018»- en la que repasa las claves del año que acaba de concluir. La Asociación destaca en ese documento que diciembre de 2017 ha sido el diciembre más productivo de toda la historia de la eólica española.

La AEE también aborda en él los «Retos» a los que se enfrenta el sector, y, entre ellos, la transición energética: la Asociación cree que un sistema eléctrico español 100% renovable es posible en 2050 (algo que ya aventuró Greenpeace en un informe -«Renovables 100%»- que los ecologistas publicaron en… 2007).

El balance 2017 de la AEE recuerda que España cuenta con más de mil parques eólicos, 20.000 aerogeneradores y 23.000 megavatios de potencia instalada (tres veces más potencia eólica que la que suma todo el parque nuclear español); unas credenciales con las que el sector eólico nacional no solo ha sido capaz de capear el temporal (la crisis) sino que, además, no cesa de batir todas sus marcas: el recién finiquitado mes de diciembre de 2017 ha sido buen ejemplo de ello. Nunca antes, en un solo mes, el parque eólico nacional generó tanta electricidad como lo ha hecho a lo largo de estos últimos 31 días del año.

El máximo de producción -informa la AEE- se produjo el pasado 27 de diciembre de 2017, cuando la eólica registró 330 gigavatios hora (GWh), convirtiéndose así en la primera tecnología en el mix de generación, con una cobertura de la demanda de electricidad -dato de Red Eléctrica de España- del 47%.

La eólica ha sido en 2017 la segunda tecnología del sistema energético español. Los 23 gigavatios de potencia eólica han generado más de 47 teravatios hora (TWh), lo que ha supuesto casi la quinta parte (el 19,2%) de la electricidad consumida a nivel nacional en el año.

El viento abarata
Según el «Análisis 2017…» de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), «sin esta mayor aportación del viento en diciembre, el precio medio del mercado eléctrico podría haber sido de hasta veinte euros por megavatio hora superior (+20 €/MWh) al que finalmente se traslada a los consumidores, por lo que el incremento en la generación eólica -explica la AEE- ha supuesto un ahorro de un 30-35% respecto al año pasado».

En total -apuntan desde la AEE-, los consumidores españoles se habrán ahorrado más de cuatrocientos millones de euros (400 M€) gracias a la mayor generación eólica.

La patronal recuerda por otra parte en su «Análisis 2017» que el sector cuenta en España «con 210 centros industriales en 16 de las 17 comunidades autónomas, centros que han dedicado su actividad a la exportación del 100% de su producción en los últimos años».

Según la AEE, el sector eólico español es el cuarto exportador de aerogeneradores del mundo. Además, en 2017 han ingresado en la Asociación hasta 23 nuevas empresas: promotores de parques, empresas de operación y mantenimiento, inversoras en proyectos renovables o servicios de ingeniería y consultoría.

Mirando al mar

«Durante el ejercicio que acaba de concluir -explican por otra parte desde la AEE-, se han dado los pasos necesarios para situar con más fuerza a la industria española en el mercado de la eólica marina».

Sobre el particular, la Asociación explica que la Plataforma Tecnológica del Sector Eólico Español (Reoltec) ha coordinado acciones de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y asegura por otro lado que, en lo que se refiere a eólica marina, «en 2017, se ha incrementado la colaboración en materia de I+D+i entre el sector público y el empresarial».

Según la AEE, las subastas han dado «un importante impulso al sector eólico español».

Durante el trienio negro (2014, 2015, 2016), España solo ha añadido a su parque eólico nacional 65 megavatios (MW). Toda la producción industrial española ha sido exportada. Según la Asociación, las subastas han reactivado al sector. Eso sí: instalar en 24 meses los más de 4.600 MW adjudicados en subastas (el plazo que marcaba la subasta concluye el 31 de diciembre de 2019) va a ser todo un desafío: «el sector eólico está preparado para cumplir estos plazos y afrontar el reto», pero -avisan desde la AEE- «todos los implicados -empresas, inversores, autoridades- han de poner de su parte».

La Asociación vislumbra una transición energética que conduciría a España hasta los 40.000 MW eólicos en 2030
AEE estima que la potencia eólica instalada alcanzará en el año 2020 en España los 28.000 megavatios, «teniendo en cuenta las subastas de nueva potencia ya adjudicadas en 2016 y 2017 y el cupo eólico canario».

La Asociación hace la media en su «Análisis»: esa potencia aumentaría -dice- en 1.700 megavatios anuales de media entre finales de 2017 y principios de 2020. Además, su «Análisis» aventura que, durante la década siguiente (2021-2030), la potencia eólica «aumentaría en 1.200 megavatios al año de media hasta 2030, alcanzándose los 40.000 megavatios de potencia instalada».

Habida cuenta de ese escenario -apuntan desde la AEE-, «las emisiones del sector eléctrico español se reducirían para 2020 en un 30% respecto a 2005 (año de referencia para el sistema europeo de comercio de emisiones, European Trade System) y un 42% para 2030».

La Asociación cree que el sistema eléctrico nacional puede acabar completamente descarbonizado en 2040. «Además -concluye la AEE-, el mix eléctrico español alcanzaría un 40% de cobertura de la demanda con renovables en 2020, un 62% en 2030, un 92% en 2040 y un 100% para 2050″.

La AEE dedica toda la segunda parte de su «Análisis 2017…» a los retos que vislumbra en el inmediato devenir. Son estos
• La Asociación «considera necesaria una mayor electrificación de los usos finales energéticos como vía hacia una electrificación más rápida de la economía y una mayor contribución de las energías renovables».

• La patronal eólica considera así mismo necesaria «una planificación para los próximos años que garantice un mix equilibrado».

• Uno de los retos de cara a los próximos años -explican desde AEE- va a ser cómo afrontan los mercados eléctricos el hecho de que cada vez haya más penetración de las renovables, que, a la vez que bajan los precios, canibalizan sus propios ingresos. La Asociación propone soluciones, o «mecanismos para que la situación sea sostenible, como los contratos bilaterales a largo plazo o las coberturas de precios».

• Según la patronal eólica española, la I+D debe estar orientada a la reducción de costes, la mejora de la calidad del producto, la integración en red en condiciones óptimas de seguridad y confiabilidad, y la mejora del proceso productivo, «manteniendo la disponibilidad de los parques en un escenario de extensión de vida de los activos, todo ello, tanto para instalaciones en tierra como en el mar». La AEE considera «muy importante posicionar a la industria eólica española como líder en tecnología offshore y establecer las condiciones necesarias para la implantación de offshore en nuestro país».

• La Asociación considera muy importante también mantener «la capacidad industrial española». La eólica -apuntan desde la AEE- debe ser «una de las industrias estratégicas del país en el futuro».

• La patronal apuesta por la «coordinación de los distintos organismos con competencia a nivel nacional y autonómica en energía».

• La AEE sigue reclamando «un marco regulatorio estable que permita atraer las inversiones necesarias para llevar a cabo una transición energética».

• En el último punto de su documento, la Asociación recuerda que en Canarias «es fundamental apostar por la eólica para abaratar el coste de generación en las islas (actualmente el coste es más del doble que el coste en la península, debido a la dependencia de tecnologías que utilizan derivados del petróleo)» (algo sabido desde hace ya más de siete años; léase sobre el particular Canarias: donde producir electricidad con combustibles fósiles es hasta un 600% más caro que hacerlo con el viento).

Fuente: https://www.energias-renovables.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com