Advierten que hay 500 MW renovables frenados en Quintana Roo por falta de permisos

En conversaciones con Energía Estratégica, Efrain Villanueva, ex secretario de Ecología y Medioambiente del estado mexicano analiza el mercado de energías limpias en la región y cuantifica el potencial que podría explotarse con un marco regulatorio claro a largo plazo.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

La cancelaciones de permisos de proyectos renovables por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) han provocado que la actividad renovable a gran escala en México se encuentre en stand by y el estado de Quintana Roo no es la excepción.

A pesar de que el auge del nearshoring y la fuerte demanda energética que presenta la región por su afluencia turística hace crecer el interés de las empresas por invertir en estos desarrollos, muchos de estos han quedado suspendidos a la espera de un cambio en la agenda política nacional.

En diálogo con Energía Estratégica, Efrain Villanueva, ex secretario de Ecología y Medioambiente de Quintana Roo advierte: Los proyectos de mayor escala desafortunadamente no han crecido. Hay aproximadamente 500 MW renovables frenados en estado por la falta de permisos”

Sería extraordinario poder inyectar esa energía al estado porque solo generamos entre un 3% a un 5 % de todo lo que consumimos. El resto lo importamos de otras partes del país como Yucatán. Para la entidad federativa, utilizar esa electricidad es muy caro y muy poco sustentable”, agrega.

De acuerdo al ex funcionario, el gobierno local recibió manifestaciones de varias empresas interesadas en aprovechar el potencial eólico por ejemplo de la Isla de Cozumel y en otras regiones en el norte del estado. 

“Había proyectos en construcción de 170 MW eólicos en el norte;  70 MW en la Isla de Cozumel y de 30 a 50 MW solares en otras regiones del Estado. Pero esos desarrollos necesariamente tenían que transitar por los permisos federales y ahí es donde se atoraron”, explica.

Según Villanueva, no hubo forma de lograr que la CFE y el CENACE los apoyen, ni que la CRE los apruebe por lo que quedaron pendientes. Ante la negativa de solicitudes, muchos de los inversionistas dejaron de tener interés y se llevaron el capital a otros sitios.

En este sentido, el experto reconoce que está situación no solo ocurre en Quintana Roo sino también en el resto del país. En efecto, considera al Plan Sonora ubicado en Puerto Peñasco como el único proyecto renovable a gran escala que se ha realizado en lo que va del sexenio.

“El Plan Sonora puede ser la primera muestra del Gobierno Nacional por apostar más a las energías renovables. Aunque es bueno que se esté haciendo esta inversión por el alto potencial de radiación de esa región, también hay buenas posibilidades en otras zonas como Yucatán”, sugiere.

“Visión y oportunidades han existido desde siempre en México solo habrá que ser consecuentes con ello e identificar con mucha precisión dónde se puede y se debe realizar esfuerzos para la generación renovable y qué es lo que hay que hacer para ello”, añade.

Para el especialista es fundamental mejorar las redes de transmisión para poder desalojar esa energía en otros sitios porque hay mucho potencial, tecnologías y capital para invertir.

“El potencial existe pero el impedimento es la agenda política. Una regulación que priorice la eficiencia energética puede ayudar muchísimo para cumplir con los compromisos internacionales que tenemos de reducir nuestras emisiones”, concluye.

1 Comentario

  1. Alejandro Yahuaca

    Algún estudio de impacto visual, acústico y medio ambiental es realizado durante la etapa de desarrollo del proyecto y requerido por el estado federal como requisito para aprobación?
    Cuál es la razón del “freno” de los proyectos?
    Desde mi punto de vista habría la cuesto de impacto y distribución de energía por las cuales el estado no de continuidad a proyectos eólicos de gran envergadura.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *