El próximo 5 de septiembre será la fecha límite de entrega de ofertas para las compulsas del Programa RenovAr, donde se licitará un mix de 1.000 MW de potencia instalada.

De aquella proporción, sólo 15 MW serán destinados para proyectos de biogás. Los desarrolladores podrán generar energía eléctrica de dos maneras: mediante tratamiento de la fracción orgánica de residuos sólidos urbanos (FORSU) de rellenos sanitarios, o a través de cereal de cultivo (silaje).

La primera de estas alternativas es la más competitiva, ya que requiere de menos costos para generar el biogás, y además contiene el aditivo de trata los residuos que generamos, evitando emanaciones de impacto ambiental, entre otros problemas de contaminación.

No obstante, son contados los rellenos sanitarios con recurso suficiente como para llegar al mínimo de 1 MW que requiere el Programa RenovAr como condición para presentarse al régimen de licitaciones.

Los grandes candidatos para adjudicar en estas licitaciones son los proyectistas que acompañarán a la Coordinadora Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE) con el tratamiento de residuos de los rellenos de Ensenada (donde va la basura de los municipios de Berisso, Ensenada, La Plata y Magdalena) y González Catán (La Matanza).

Según se calcula por el volumen de residuos que se depositan allí, se podrían montar equipos por alrededor de 20 MW. De ser así, estos proyectos acapararán toda la demanda de la primera Ronda del Programa RenovAr del segmento de biogás.

En diálogo con energiaestrategica.com, Francisco Della Vecchia, ingeniero agrónomo y socio fundador del Grupo IFES, firma que se presentará a licitaciones con un proyecto que pretende de 1,62 MW (1,5 MW provenientes de silaje y 120 KW de residuos), explica que sería bueno separar el tratamiento de rellenos sanitarios del de cereal de cultivo.

Como argumentos, el ingeniero señala que se podría generar mayor oferta eléctrica y más actividad a las economías regionales si se destina la siembra a la generación de energía eléctrica, y por otro lado, comenzar a tratar los residuos de forma intensiva.

Hemos mantenido diálogos con Néstor Roulet, (secretario de Agregado de Valor) del Ministerio de Agroindustria de la Nación, y con Luis Lehmann, coordinador general del GIRSU, del Ministerio de Ambiente, y muestran su apoyo para tratar residuos y generar valor agregado, pero no se puede avanzar en la medida de que Energía no entienda los beneficios que tiene el biogás como fuente de energía”, señala Della Vecchia.

Una de las esperanzas del emprendedor es que el Gobierno nacional incorpore mayor oferta de potencia que la que definió en el Programa RenovAr (tal como lo hizo en la licitación de motores de Generación Distribuida a Diésel) y que lo haga a precios razonables del sector.