Advierten consecuencias de no incorporar más renovables en Uruguay

Desde la Asociación Uruguaya de Generadores Privados de Energía Eléctrica destacaron que caerá el porcentaje en la matriz y subirá el CAD si no se añade más capacidad en la medida que el sistema lo requiera.

Días atrás, la Asociación Uruguaya de Generadores Privados de Energía Eléctrica (AUGPEE) señaló que la inversión en renovables a gran escala fue “clave” para la recomposición de la rentabilidad de UTE en Uruguay.

A partir de la introducción de las energías renovables a gran escala, el costo de abaratamiento de la demanda (CAD) pasó de USD 597 millones promedio en el período 2007-2011 a USD 424 millones en el período 2015-2021. 

Y considerando que Uruguay atraviesa su segunda transformación energética en la que ya se habla de la necesidad de realizar nuevas firmas de contratos de renovables, surgió el interrogante de si se pueden bajar aún más los costos mediante más participación de fuentes limpias.

“Tener una matriz renovable con ciertos niveles de penetración fue un primer desafío, pero si no se continúa incorporando más capacidad renovable en la medida que el sistema lo requiera, tendrá dos consecuencias: caerá el porcentaje en la matriz y subirá el costo”, afirmó Martin Bocage, presidente de AUGPEE. 

“Uruguay necesitará capacidad y del administrador del mercado eléctrico para cubrir la demanda y mantener los costos de producción de energía bajo”, agregó en conversación con Energía Estratégica.

Ante ello, se espera que en el futuro haya nuevas licitaciones con el modelo PPA, o el mecanismo que el gobierno considere para el desarrollo de más centrales y la compra de energía renovable, más aún si se toma en cuenta el avance de la industria química verde y los derivados del hidrógeno. 

“Esos proyectos serán muy importantes en cuanto a capacidad e inversión. Será la verdadera escala o desafío ya que son megaproyectos a comparación de algunos de los instalados actualmente en el país”, manifestó Bocage. 

“Solamente la reconversión de los combustibles fósiles en Uruguay ya es mucho más grande que cualquier licitación que necesitemos ahora para mantener la demanda de energía eléctrica local. Aunque estamos en un buen punto de partida y tenemos una ventana de oportunidad que si aprovechamos, pasarán muchas cosas positivas para el sector”, continuó. 

Y cabe recordar que Uruguay ya publicó y puso a consulta pública (hasta el 15 de agosto del 2023) su Hoja de Ruta de Hidrógeno Verde, en la que se puso el objetivo de 20 GW renovables y 10 GW de electrolizadores al 2040. 

En tanto que los costos de producción del H2V podrían alcanzar 1,2-1,4 USD/kg, en la región oeste y de 1,3 a 1,5 USD/kgH2 en el este, bajo proyectos de gran escala, hacia la próxima década.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *