El Presidente del COFEMA y titular del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, Ing. Hugo Bilbao analizó las declaraciones de Francisco, a favor del medio ambiente y de las energías renovables: «la profunda alegría de que este Papa argentino, con visión latinoamericana haya realizado esta encíclica social que nos habla de temas ambientales, en la cual el sur, interpela fraternalmente al norte«.

Y agregó que «a la vez que nos invita a reflexionar qué mundo le queremos dejar a las futuras generaciones, desde un punto de vista que no es exclusivamente religioso, sino también con un profundo conocimiento científico, bregando por el cuidado del planeta, y de los países y colectivos sociales más pobres, que son quienes más vulnerabilidad tienen ante las consecuencias del cambio climático«.

Por su parte, el Secretario de Ambiente de la Nación, Sergio Lorusso reflexionó sobre la Encíclica la cual «invita a cuidar lo que Dios nos legó, sintetizando todo lo bueno que podemos hacer y lo malo que debemos dejar de hacer para cuidado del planeta«.

A su vez, el representante de Tucumán, Alfredo Montalván, mencionó que «la encíclica tiene un valor extraordinario, no sólo desde el punto de vista ecológico, sino también en la búsqueda de saldar la brecha social que el mundo tiene en la actualidad«, mientras que el Ministro de Ambiente de Mendoza, Guillermo Elizalde destacó que «esperamos que la encíclica contribuya a instalar en la agenda los temas ambientales, especialmente de cara a la Cop21 que se realizará en París a fin de año, dado que la naturaleza, como dice Francisco, es un bien colectivo y responsabilidad de todos«.

En el documento suscripto por las autoridades ambientales de todo el país, se expresa la plena adhesión a la encíclica papal «Laudato Si». El documento será enviado al Santo Padre como muestra del compromiso asumido. A la vez que se realizó un repaso de lo hecho en materia de energías renovables, tratamiento de residuos, cuidado de bosques nativos y de agua, y en educación ambiental, a lo cual reafirmaron la decisión de trabajar redoblando los esfuerzos para continuar con estas políticas, tomando la Encíclica como guía inspiradora y la premisa papal «para el cuidado de la casa común es mucho el esfuerzo que debemos realizar todavía»