7 de septiembre 2023

ADELAT e ISCI debaten sobre la matriz energética chilena y el rol de la distribución eléctrica

El debate fue de gran utilidad para reflexionar sobre cómo se atraviesa la transición energética en la región y poner en común buenas prácticas, principios y lineamientos regulatorios. 

La Asociación de Distribuidoras de Energía Eléctrica Latinoamericanas y el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería llevaron adelante la edición del conversatorio «Desafíos de la distribución eléctrica para la transición energética en Latinoamérica” en la Universidad de Chile, Santiago. 

En esta ocasión, importantes profesionales debatieron sobre marcos regulatorios y aspectos de suma importancia para el presente y futuro de la región en el contexto de los cambios que surgen y surgirán en el sector. 

La apertura estuvo a cargo del presidente de ADELAT, David Felipe Acosta, quien indicó: “La transformación debe ser una apuesta de todos los países y Latinoamérica no se debe quedar atrás”. “Esa transición energética tiene dos variables fundamentales para asegurar la viabilidad del proceso: la electrificación de la demanda y el desarrollo, modernización y adecuación de la red eléctrica”, añadió. 

A continuación, el director ejecutivo de la Asociación, Ignacio Santelices, expuso sobre los principales desafíos para la distribución eléctrica del futuro y los lineamientos del policy paper. Señaló que “la transición energética traerá grandes beneficios sociales, económicos y ambientales” y que “es imprescindible avanzar en conjunto hacia las energías renovables y la electrificación, por lo que es clave modernizar la distribución”. 

El evento contó con la destacada presentación del jefe de la división de Energías Sostenibles en el Ministerio de Energía Chile, Mauricio Riveros Rodríguez, quien habló sobre la política energética a nivel nacional. Su exposición se basó en la necesidad de descarbonizar el sistema eléctrico, tener la distribución como infraestructura habilitante para conexión y gestión de los recursos energéticos y poner al usuario en el centro de la transformación. 

El funcionario explicó que los objetivos que persiguen son promover que los usuarios finales gocen de los beneficios y ahorros asociados a la transición energética; fomentar el mantenimiento de un confort energético asequible para los usuarios; e incentivar una experiencia inclusiva y participativa, con un mejor acceso a la información para la toma de decisiones por parte de los clientes. 

Luego, se dio lugar al panel “Promoviendo la modernización de la distribución eléctrica”, del cual Riveros Rodríguez también fue parte. La mesa de debate estuvo moderada por Larissa Cunha, directora de Gestión del Conocimiento de ADELAT. 

Allí, el secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, Marco Mancilla, empezó el panel remarcando el consenso que hay en término técnico de la clara necesidad de reforma al esquema de distribución, incluyendo la medición inteligente. El secretario afirmó que “un cambio

regulatorio en el caso chileno es muy necesario para el desarrollo futuro de las redes eléctricas”. Agregó que “para ello son necesarias en el largo plazo dos reformas estructurales: una en generación, enfocada en el mercado mayorista, y otra en distribución”. «Eso está declarado y se va a avanzar hacia allá», concluyó

La head of Network Development de Enel Chile, Paola Carrasco, participó del panel y dijo que “el desafío es poder tener una planificación coordinada y dar certezas a las empresas prestadoras de servicio público”. “La transición energética debe mostrar equidad, por eso es necesario hacerse cargo de los nuevos suministros y de los suministros existentes que se electrifican cada día más”. 

Por último, el académico de la Universidad de Chile e investigador de ISCI, Rodrigo Moreno, señaló que es fundamental avanzar en una regulación que impulse a las empresas a realizar inversiones y que entregue servicios que sean valorados por la sociedad. “Los cambios deben tener al cliente como prioridad”, agregó. 

Para finalizar la jornada, David Felipe Acosta agradeció a todos los panelistas y expositores y expresó: “Nos sentimos satisfechos que, desde ADELAT, podamos promover estos espacios para discutir y encontrar soluciones a los dilemas que se van presentando en materia energética en cada país”. 

Nos vemos en la obligación de cooperar con asociaciones y autoridades locales en la construcción de ese cálculo costo/beneficio hacia el cliente, poniendo a la demanda en el centro. Reforzamos la importancia de que las distribuidoras tengan esta margen de maniobrabilidad para hacer pruebas sobre las mejores inversiones y que es uno de nuestros propósitos priorizar juntamente con las autoridades cuales son las inversiones necesarias de acuerdo con la dinámica de cada mercado”, concluyó. 

El debate fue de gran utilidad para reflexionar sobre cómo se atraviesa la transición energética en la región y poner en común buenas prácticas, principios y lineamientos regulatorios. 

El objetivo del conversatorio fue presentar los resultados de la investigación “Desafíos y perfeccionamientos regulatorios de la distribución eléctrica para la transición energética latinoamericana” a expertos provenientes de Chile, Brasil y Colombia. Estudio en el que participó Rodrigo Moreno, investigador y líder de la línea de investigación dedicada a energía en ISCI.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *