ACESOL reveló que Chile podría alojar entre 6 y 12 GW de capacidad netbilling

Un estudio elaborado por Center for Energy Transition de la Universidad Adolfo Ibáñez para la Asociación Chilena de Energía Solar tuvo el objetivo de identificar barreras y oportunidades para el desarrollo de la generación distribuida en el país.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

La Asociación Chilena de Energía Solar (ACESOL) publicó los resultados del estudio denominado “Análisis y herramientas para la integración eficiente de recursos energéticos distribuidos en Chile” con el que se pretendía identificar las barreras y oportunidades para el desarrollo de la generación distribuida en el país. 

El informe fue llevado a cabo por Center for Energy Transition (CENTRA) de la Universidad Adolfo Ibáñez y utilizó un algoritmo de capacidad de alojamiento, con el que se pretendía conocer cuánta potencia distribuida se podría integrar de forma aleatoria, aunque sin exceder límites operacionales.

Y cabe destacar que un supuesto clave del estudio fue limitar la capacidad de alojamiento de alimentadores de distribución a un 30% de su demanda máxima.

“Según la metodología propuesta, se estima que a nivel país se podrían instalar cerca de 6 GW de potencia netbilling sin violar las restricciones de voltaje o corriente en las líneas y transformadores existentes”, señala el documento. 

Puntualmente, si se evalúa la capacidad de alojamiento sólo considerando los problemas de sobreutilización de transformadores secundarios, las redes de distribución podrían alojar 6,55 GW; pero si a ello se agregan las métricas de impacto de voltaje, límites térmicos y capacidad transformadores, ese valor bajaría a 5,76 GW.

Sin embargo, Daniel Olivares, director de la Cátedra Investigación Industrial CENTRA-ACESOL, explicó que, si no se toman ciertos factores, el potencial de la generación distribuida bajo el modelo netbilling podría aumentar considerablemente. 

“Si somos capaces de liberar las restricciones de voltaje, como por ejemplo administrando mejor el tap de los transformadores o mediante un upgrade a cambiadores de tapa automática en algunos transformadores, podríamos albergar hasta 12 GW de potencia máxima de generación distribuida en los alimentadores de Chile”, afirmó durante la presentación de los resultados.

“Este proyecto se desarrolló en la cancha de juego, con resultados a la vista de todos. Eso permitió que sea transformacional, ya que los objetivos planteados inicialmente fueron superados con creces”, agregó.

Y es preciso señalar que, a partir de, de darse el mejor de los escenarios, la potencia instalada en generación distribuida en netbilling podría incrementarse más de 60 veces, dado que actualmente hay 192,23 MW operativos en 18637 instalaciones. 

Por otra parte, el estudio identificó algunas barreras técnicas, desde la falta de estimaciones de los niveles eficientes de integración de GD o antecedentes de los impactos que producen los sistemas de almacenamiento, hasta la falta de información en tiempo real de la operación de ese tipo de sistemas o de costos asociados a la conexión de generación distribuida. 

Por lo que el trabajo también consistió en elaborar una plataforma computacional que permite, a partir de una base de datos, modelar, visualizar y analizar las redes de distribución con el propósito de determinar la capacidad de alojamiento de generación distribuida que dichos alimentadores tienen a nivel nacional. 

“Ahora hablamos del desarrollo de una plataforma web computacional que le permita al Ministerio de Energía y todos los desarrolladores realizar todos los análisis de proyección de cómo la GD se integrará en nuestras redes y cómo adaptarlas para recibir niveles eficientes de generación distribuida”, apuntó Daniel Olivares.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *