Desde la Asociación Chilena de Energía Solar AG. (ACESOL) han avanzado en conversaciones con distintos actores del mercado para establecer primeramente parámetros comunes que permitan aprovechar este tipo de tecnologías en determinados sectores.

“Que los proyectos solares térmicos sean realizados a medida lleva a que la prefactibilidad de estos sea muy cara. Por eso, buscamos sintetizar en segmentos distintos tipos de industria”, indicó Martín Vender, director del Comité Calor y Frío Solar de ACESOL.

Para ello, la asociación está desarrollando indicadores especiales para distintas industrias que lleven a entender por ejemplo cuántos kilovatios son necesarios por litro de producto en cada caso, sean tambos, cervecerías, entre otros.

Una clave para que estos proyectos sean bancables estaría ligada a la escala, que permitiría precios más competitivos según el experto. Además, las garantías que tenga el proyecto para realizarse y luego mantener el retorno de inversión, también entrarían en juego.

Considerando lo anterior, Vender indicó que para que este tipo de proyectos pueda funcionar los incentivos estatales cobran un gran peso.

En la actualidad, existen tres mecanismos de fomento para Sistemas Solares Térmicos (SST) para la provisión de agua caliente sanitaria en viviendas:

1. Franquicia Tributaria para instalación de SST en viviendas nuevas (Renovación Ley 20.365).

2. Subsidios para agregar SST en los Programas de Reconstrucción de Viviendas.

3. Subsidios del PPPF del MINVU para viviendas sociales existentes.

Para que estos se continúen y se mejoren sus condiciones, las mesas de trabajo público privadas se tornan cada vez más importantes.

“Buscamos sinergias entre el gobierno y empresarios porque de lograr avances concretos Chile puede ser líder en desarrollo e implementación de proyectos de solar térmica, por ejemplo para servicio de calefacción y agua caliente”, precisó el director del Comité Calor y Frío Solar de ACESOL.

En lo que son sistemas solares térmicos, si bien no existe un registro estadístico de todos aquellos que se instalaron en el país, sí se llevó seguimiento de los que se instalaron mediante mecanismos de fomento. Estos superan las 118mil unidades, con alcance en todas las regiones del país (exceptuando Magallanes), entre 2010 y mayo de 2019.

Otro tema que trabaja la Asociación es un registro fiel de instaladores, diseñadores y demás empresas que trabajan con buenas prácticas en proyectos solares térmicos; que a su vez puedan suministrar datos de cantidad de sistemas instalados en el país.