«Desde la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (ACERA A.G.) felicitamos al nuevo gabinete ministerial que acompañará al Presidente electo Gabriel Boric en su nueva administración, y en especial a Claudio Huepe Minoletti, quien estará a la cabeza del Ministerio de Energía, cartera con la que siempre hemos colaborado muy de cerca en mejorar las políticas públicas que nos permitan avanzar hacia un sector eléctrico verdaderamente sustentable y que mejore la calidad de vida de todas y todos», destacan en ACERA.

“Nos comprometemos a trabajar firmemente con el Ministerio de Energía liderado por Claudio Huepe y su equipo. Estamos convencidos que su preparación técnica y experiencia previa en el sector energía lo hacen idóneo para encabezar las grandes políticas que debe abordar el ecosistema energía y la importancia del enfoque desde el cambio climático y la transición energética, la importancia de las renovables y el almacenamiento, y la gestión de los riesgos del sector. Es una muy buena noticia, porque su perfil es de los más preparados técnicamente hablando”, destaca Ana Lía Rojas, directora ejecutiva de ACERA.

«También nos alegra enormemente la presencia de las 14 mujeres en ministerios clave de la nueva administración del Presidente Boric, así como la representación de regiones en el gabinete, lo que sin duda le otorga el sello de equidad de género y representación descentralizada, principios que coinciden con los propósitos del mundo de la energía y en los que nuestro gremio ha sido importante promotor», agregó la ejecutiva.

ACERA ha liderado la instalación de la ruta de la transición energética en el sector eléctrico, y uno de los grandes desafíos es seguir rompiendo paradigmas y gestionando los riesgos que amenacen el avance de esta meta hacia una matriz eléctrica 100% renovable y carbono neutral.

Especial mensaje de colaboración permanente y diálogo abierto por parte de la Asociación con las nuevas autoridades en energía, y también de otras carteras importantes para la industria, medioambiente, bienes nacionales, ciencia, economía, entre otros, en un Gobierno que además desde su génesis programática hay una especial preocupación el contexto de crisis climática ante una recuperación económica sostenible.

ACERA pretende continuar aportando con antecedentes, fundamentos y puntos de vista que enriquezcan la discusión y nos permitan progresar en una década realmente decisiva. Los avances de los últimos años fueron significativos, pero lo que decidamos en los próximos cinco años, e implementemos en los siguientes 20, será crucial para conducirnos a la carbono neutralidad al 2040 o alejarnos de la meta con consecuencias catastróficas, que están claras para la humanidad desde una base indiscutible y científica.

Además de mucho diálogo y colaboración intersectorial, requerimos visión de país, respeto por el medioambiente y pueblos originarios, planificación territorial, inversión en tecnologías habilitantes e I+D+d, competencia y un mercado sin distorsiones, y, sobre todo, desarrollar proyectos que sean viables y que no desvíen la atención de los focos que hay que trabajar para hacer que la regulación y el sistema eléctrico sea funcional a la transición energética y no al revés.