ACEN ve oportunidad para bajar el límite de potencia en Chile “en los próximos meses”

Sebastián Novoa, presidente de la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía señaló que la revisión del tope para ser considerado cliente libre es el “caballo de batalla principal” de gestión y observa que su debate podría darse a partir de las alzas tarifarias esperadas.


Matías Medinilla

Por

matiasmedinilla@energiaestrategica.com

La Asociación Chilena de Comercializadores de Energía (ACEN) definió sus objetivos de gestión para el corto plazo, varios de ellos vinculados a actualizaciones normativas en pos de brindar más beneficios a los consumidores finales. 

Sebastián Novoa, presidente reelecto de ACEN para el período 2023-205, conversó con Energía Estratégica y explicó que las metas incluyen desde cambios en ley General de Servicios Eléctricos para que haya más clientes puedan acceder al mercado libre hasta posicionar la tarea del comercializador dentro del sector y regularizar su figura. 

“La campaña de reducción del límite de potencias es nuestro caballo de batalla principal. Ello traerá beneficios para la sociedad y, en particular, el desafío es que los clientes que están bajo los 100 y 500 kW puedan negociar su suministro y acceder a tarifas más bajas, a energías renovables, servicios de telemedición y eficiencia energética”, sostuvo. 

“Lo más probable es que exista una ventana de oportunidad en los próximos meses, dadas las alzas tarifarias esperadas, en razón de las publicaciones de los decretos tarifarios. Entonces esa acumulación podría generar una suba pronunciada, como del orden del 15 al 25% adicional de lo que ya subió”, agregó 

La ventaja es que el mercado libre no tendría tales efectos por lo que se podría dar un período cúlmine para realizar ofertas atractivas a los clientes finales, mucho mejores a las que existen en la actualidad, considerando que los precios en el mercado libre ya son más bajos que en el regulado. 

El segundo objetivo de gestión está ligado a lograr posicionar la tarea del comercializador dentro del sector y que otros agentes entiendan su rol como portavoz del consumidor en el mercado eléctrico respecto a sus necesidades y políticas públicas. 

“Entonces las oportunidades de eficiencia energética, proyectos fotovoltaicos y reducción de consumo resultan oportunidades de demostrar a los clientes por qué deben quedarse con cada comercializadora”, manifestó Novoa

“Y el último punto tiene que ver con mejoras normativas o regulatorias en el sector que permitan contar con mejores ofertas y condiciones para el consumidor final, como también proteger el negocio y que se regularice la comercialización. Si bien podemos comercializar, estamos en una especie de far west, donde podemos hacer lo que queramos; pero en esas circunstancias, puede surgir el abuso y no queremos ello, sino que haya una buena implementación y no que corramos el riesgo de que alguien actúe de forma indebida y manche el sector”, continuó. 

Agenda inicial para un segundo tiempo de la transición energética

El presidente de la Asociación Chilena de Comercializadores de Energía también hizo hincapié en cómo las comercializadoras pueden aportar su grano de arena dentro de las acciones que actualmente encara el Ministerio de Energía, que prevén resolver ciertas complicaciones que se han dado en el último tiempo. 

“Las comercializadoras pueden apoyar a implementar las políticas que el gobierno estipule como nuevas obligaciones. Mientras que a la par, pueden ayudar a los cierres financieros de los proyectos renovables que se prevén instalarse en el país, acceder a comprarles esa energía para llevarlas a los clientes finales y que las centrales de generación tengan viabilidad”, señaló. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *