La potencia conjunta acumulada máxima de ambos proyectos es de 850MW. Cabe aclarar que la operación está sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones y a la preceptiva aprobación de las autoridades de competencia.

Los parques Sento Se I y II están aún en proceso de obtener todas las tramitaciones y autorizaciones necesarias para su ejecución.

Una vez obtenidas –previsiblemente, el año que viene– ACCIONA Energía podría aprobar la inversión e iniciar la construcción. La ejecución completa de ambos parques supondría una inversión estimada de €800 millones.

La compra de los dos proyectos en desarrollo en Bahía representa el primer paso para la entrada de ACCIONA Energía en el mercado de generación renovable brasileño.

La compañía explora otros proyectos eólicos y fotovoltaicos en el país con el objetivo de ser un agente activo en el proceso de transición energética a largo plazo y para contribuir la descarbonización de la economía y la actividad empresarial.

Con esta transacción, ACCIONA Energía ampliará su cartera de proyectos en desarrollo y su diversificación geográfica para impulsar sus planes de crecimiento.

La eléctrica se marcó como objetivo duplicar su tamaño y alcanzar 20GW de potencia instalada en 2025 a partir de una cartera de proyectos en desarrollo avanzado de 9,8GW, a la que se sumarán los 850MW eólicos en el estado de Bahía.