La firma mendocina, líder en fabricación de elementos premoldeados, es la primera empresa del país que posibilitará la construcción de torres de aerogeneradores mediante piezas de hormigón.

Hasta el momento, los parques eólicos construidos se han abastecido de torres metálicas, cuya materia prima se importaba.

Al respecto, el jefe comunal destacó que con este emprendimiento “se crearon 120 puestos de trabajos directos y muchos más indirectos, además de los insumos que se compran a proveedores locales”.

“Es un nuevo paradigma en materia de energía, donde el circulo es sumamente virtuoso: generamos energía limpia, aprovechamos el viento, tenemos recursos locales de mano de obra, participan las universidades, los empresarios locales”, agregó.

Por su parte, el responsable comercial de la empresa, Mauro Gallina, explicó que “la obra demandó una inversión de tres millones y medios de dolares. Cada torre tiene 120 metros de altura, se fabrica con 430 metros cúbicos de hormigón y están conformadas por 22 piezas”.

Aseguró además que “estar en Bahía Blanca es una gran alegría. Estamos muy conformes con la recepción para montar la nave en tiempo récord y producir de esta manera las torres de hormigón en nuestro país”.

Participaron de la actividad el ingeniero Juan Prioletta, director de Estudios Económicos y Regulatorios de la Subsecretaría de Energías Renovables y eficiencia Energética del Gobierno de la Nación, la senadora Nidia Moirano; la diputada Rosío Antinori; el intendente de Coronel Rosales, Mariano Uset; el presidente del HCD, Nicolás Vitalini; referentes de Zona Franca Bahía Blanca – Rosales, del Parque Industrial y de la Unión Industrial de Bahía Blanca; el secretario general Tomás Marisco; el responsable del área de Comunicación y Contenidos Públicos, Pablo Romera; el subsecretario de Empleo y Producción Pablo Pussetto; el director general de Rentas, Paulo Garat; y los ediles Soledad Martínez, Federico Tucat y Marcos Streitenberger.