República Dominicana cuenta con 1378 MW de capacidad instalada renovable sobre un total de 5000 MW de centrales de distintas tecnologías que despachan al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado. 

Los registros de la Comisión Nacional de Energía (CNE) indican que el año pasado el Estado suscribió contratos PPA con 10 empresas con proyectos por un poco más de 550 MW eólicos y solares con concesión definitiva. El potencial de expansión de generación con estas tecnologías sería aún superior ya que aún más del doble de proyectos siguen en trámite para recibir aquellas concesiones, al menos 22.  

¿Cómo avanzan los trámites? ¿Podrán obtener también aquellos PPAs? Desde la perspectiva de Alfonso Orbe Hodge, gerente de Selecor SRL, “el gobierno podrá seguir firmando PPAs  siempre y cuando los inversionistas se ajusten a los precios que pueda ofrecer el mercado”. 

Alfonso Orbe Hodge, gerente de Selecor SRL. 

Caso contrario, el especialista en asesoría técnica y regulatoria señaló que los nuevos proyectos podrían explorar otras alternativas.

“La Ley General de Electricidad establece que usted puede instalar una planta generadora -por ejemplo, un parque fotovoltaico- sin necesidad de tener un contrato con el Estado y se le permite verter la energía en el mercado spot. Eso tiene ventajas y desventajas, puesto que el año pasado el precio del spot fue bajo y hoy lo vemos a un mejor valor”.  

“Hemos hablado con muchos inversionistas que en República Dominicana se pueden obtener beneficios haciendo una planta renovable con agentes de mercado privado como usuarios no regulados y celebrar sus propios contratos de energía eléctrica inclusive a mejores precios, en la mayoría de los casos”, agregó el gerente de Selecor SRL.   

Pese a que existen oportunidades concretas para el despliegue de la tecnología renovable, el ritmo de ingreso de nuevos proyectos al sistema sería más lento de lo esperado. Esto se ve reflejado en la cantidad de potencia renovable que se mantiene por debajo de las térmicas no renovables. 

De acuerdo con proyecciones del Organismo Coordinador del SENI, en los últimos 5 años ingresaron solo 315 MW solares y 235 MW eólicos. Y, según señalan desde el sector empresario, ese poco volumen no sería por falta de desarrollo, demoras en la construcción o la pandemia, sino por restricciones en las redes y aumento de centrales de otras tecnologías.  

“El Estado continúa convocando licitaciones a gas natural porque realmente hay una urgencia de nueva generación. En cuanto a energías renovables se están desarrollando ahora mismo muchos proyectos pero hay un problema de restricción en la red de alta tensión que complica la entrada de nueva generación eólica y solar”, advirtió Alfonso Orbe Hodge, gerente de Selecor SRL. 

Así, el referente consultado indicó que esos cuellos de botella a los que se habría llegado en distintos puntos de las redes eléctricas frenan el desarrollo de proyectos renovables. 

“La capacidad de la línea de transmisión en 138kV desde Azua y que llega hasta Pizarrete ya tiene restricciones. Si bien sabemos que está en carpeta hacer una nueva línea de transmisión a 345 kV en Julio Sauri para verter toda esa energía hacia Santo Domingo, el principal consumidor de la zona, esperamos que se aceleren las obras de infraestructura para que no sea un inconveniente para la proyección de nuevos proyectos”, consideró. 

El Plan Estratégico Institucional 2021-2024 de la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) identifica las siguientes restricciones de corto plazo atribuibles a la generación. 

“La ETED apoyada en la LGE 125-01 y el RALGE ha manejado los permisos de interconexión de forma tal que los proyectos a interconectarse no sobrecarguen redes de transmisión. Evidentemente esto implica que una gran cantidad de proyectos se conectarán y otros deberán construir nuevas redes de transmisión”, indica el plan de expansión de la ETED.  

Ahora bien, la ETED aclara en su portal web que ya se está destinando presupuesto nacional para el fortalecimiento de la capacidad de transporte de la energía eléctrica. Algunos de los proyectos en ejecución que están en obras desde el 2021 son:

  • LT 69 kV Higüey II – Higüey 69 y LT 138 KV El Seibo – Higüey
  • Construcción L.T. 138kV Playa Dorada – Río San Juan
  • Programa Construcción LT 138kV S/E Guerra – San Pedro II – Construcción Guerra-AES Interconexión – LT 138kV Guerra-Hainamosa
  • Construcción LT 138 KV Puerto Plata ll- playa Dorada 25.60km
  • L.T. 138kV Juancho – Pedernales 65.00km
  • Constitución del desvío de la LT 345 KV Julio Sauri – El Naranjo, tramo terreno de Bonao III Y Líneas 138 KV Aliadas
  • Sustitución cable de guarda convencional 7 no. 9 Alumoweld por cable de fibra óptica OPGW 24 y 48 Fibras, ETAPA II – 259 km
  • Subestación 138 kV Playa Dorada
  • Subestación 138 69 kV Villa Altagracia
  • Subestación 138 69 kV Dajao
  • Subestación 138 69 kV Higuey II
  • Subestación 69 kV Sosua (Menores)

Sin embargo, estos avances en infraestructura no necesariamente apoyarían el despliegue de nueva generación proveniente de energía eólica y solar hacia el 2024.

A partir de un estudio efectuado por AWS Truepower, LLC (AWST), compañía de UL, para la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) y el gobierno de República Dominicana, identificaron a Monte Cristi, Puerto Plata, Pedernales, Bani y Nagua como las áreas de mayor interés para el desarrollo del potencial eólico; mientras que en el caso solar se destacan Monte Cristi, Santo Domingo y Santiago. Allí, aún existen pendientes por atender en redes eléctricas.

Áreas evaluadas para ubicar plantas hipotéticas (rojas) superpuestas en un mapa de velocidad del viento de 90m Ubicaciones de los puntos potenciales de aprovechamiento fotovoltaico propuestos y su media anual de GHI
<
>
Áreas evaluadas para ubicar plantas hipotéticas (rojas) superpuestas en un mapa de velocidad del viento de 90m