Los responsables políticos, legisladores, representantes del sector privado y de la sociedad civil presentes pidieron una mayor flexibilidad del sistema, participación más activa de los actores del mercado y un rediseño de la configuración actual del sistema energético para incorporar energías renovables.

«Deberíamos estar viendo un crecimiento explosivo de la energía renovable, pero no es así en todas partes del mundo. La creación de diseños de mercado alentadores será clave», enfatizó Ben Backwell, CEO del Consejo Global de Energía Eólica y co-presidente del ‘Grupo de Negocios e Inversionistas’ de la Coalición.

Este sentimiento marcó el tono de las discusiones centradas en cómo lograr un sistema de energía 100% basado en las energías renovables.

Rainer Hinrichs-Rahlwes, Vicepresidente de la Federación Europea de Energías Renovables y copresidente del grupo de trabajo de la Coalición «Hacia un 100% de energías renovables», señaló que: «Cada vez más países, regiones, ciudades y empresas de servicios públicos de todo el mundo reconocen los beneficios de pasar a porcentajes muy altos de renovables, no sólo en la energía, sino también en todos los sectores de uso final».

Abordar el riesgo percibido

El aumento de la inversión es fundamental para el avance de la energía renovable, en particular en las regiones con un alto potencial de energía renovable, como África.

Los participantes en el diálogo demostraron un interés significativo en invertir en África, sin embargo, la presencia de riesgos limita el flujo de proyectos de energía renovable financiables, tanto pequeños como grandes.

Si bien cada país presenta un panorama de inversión único, se identificaron varias soluciones comunes para gestionar y mitigar el riesgo, entre ellas la creación de marcos normativos estables y a largo plazo, la mejora del diseño del mercado (centrándose en la reducción del riesgo de las inversiones) y la adopción de estrategias de planificación integrada centradas en las energías renovables.

En este contexto, Francesco La Camera, Director General de la IRENA, destacó la importancia de las plataformas para el intercambio de conocimientos entre los sectores público y privado.

«El diálogo público-privado se ha convertido en una importante plataforma para que la IRENA involucre a una variedad de interesados en el debate sobre cómo podemos trabajar mejor juntos para ampliar el despliegue de las energías renovables y maximizar los beneficios socioeconómicos», declaró.

Al informar sobre la reunión en la apertura de la Asamblea de la IRENA, Bruce Douglas, director general adjunto de Solar Power Europe, en nombre de la Coalición para la Acción, hizo un llamamiento a todos los gobiernos para que mejoren urgentemente sus NDC este año y recordó a los países que «se necesitan objetivos de energía renovable y marcos nacionales significativamente más ambiciosos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París».

El diálogo fue organizado por la Coalición para la Acción de la IRENA al margen de la Décima Asamblea de la IRENA el 10 de enero.

La reunión trató de fomentar un entendimiento común de los pasos necesarios para aumentar urgentemente la cuota de las energías renovables y acelerar las inversiones.