500 MW en juego: Panamá confirma la prórroga de su licitación para energías renovables

La recepción de ofertas se aplazó para el 31 de octubre de este año 2024. La medida que parte de un requerimiento de la ASEP a ETESA, fue bien recibida por el sector privado. 

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP) solicitó la revisión de los pliegos de cargos para la Licitación Pública Internacional (LPI) Nº ETESA 01-24 destinada a la contratación a largo plazo de potencia y energía exclusivamente para centrales de generación renovable. 

Entre los requerimientos de la ASEP a la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA) se encontrarían temas complejos como y ajustar los periodos de suministro, como otros de más rápida resolución vinculados a la corrección de errores en la redacción y la evaluación de la combinación de tecnologías que puedan participar. 

Es por ello que se definió prorrogar el proceso de licitación para que la recepción de ofertas pase del 27 de junio al 31 de octubre de este año 2024. Este nuevo plazo también daría un margen de tiempo adicional para que las nuevas autoridades de gobierno se interioricen en esta convocatoria. 

Es preciso indicar que el presidente electo de Panamá, José Raúl Mulino, junto a su gabinete de gobierno asumirán el 1 de julio de 2024. Si bien ya se dieron a conocer algunas asignaciones a ministerios, aún no está firme el nombre de quien será titular en la Secretaría de Energía. No obstante, según pudo saber Energía Estratégica por fuentes oficiales, “se debe anunciar en los próximos días”. 

Los tres meses siguientes serán clave para que se ratifique esta licitación, definir si habrá cambios en los pliegos de cargo y brindar mayor claridad sobre las ofertas con almacenamiento energético en baterías, siendo este último un tema que despertó muchos interrogantes entre las empresas participantes. 

En la última reunión aclaratoria de la LPI ETESA 01-24, llevada a cabo el pasado 4 de abril, representantes de las empresas generadoras que adquirieron los pliegos de cargos plantearon adendas y prórrogas (ver más) principalmente para aclarar cómo será la participación de ofertas con almacenamiento, el cálculo de potencia firme para centrales híbridas y la metodología y criterios de evaluación de las ofertas a adjudicar. 

Un detalle no menor, es que a finales de abril la ASEP aprobó modificaciones a las Reglas Comerciales para el Mercado Mayorista de Electricidad entre las cuales se define el uso de Sistemas de Almacenamiento de Energía con Baterías (SAEB) como complemento al cálculo de la potencia firme para el caso de las centrales de generación renovables (ver más). 

De esta manera las “reglas del juego” en el mercado panameño se empezarían a alinear a lo que pretende esta licitación y que ya contemplaba el plan indicativo de expansión de generación 2023-2037 cuando proyectaba al 2037 unos 2402.67 MW de capacidad adicional de generación eólica, 3,560.12 MW adicionales de fuente solar, 379.22 MW hidroeléctricos y 1811.05 MW de termoeléctricos candidatos, a los que se sumarían 825 MW de potencia máxima proveniente de sistemas de almacenamiento por baterías candidatos.   

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *