Fue elaborada por el senador Marcelo Guinle, del Frente para la Victoria, y obtuvo amplia mayoría en ambas cámaras. En el Senado obtuvo el visto bueno el 3 de diciembre 2014 y en Diputados el 23 de septiembre de 2015, en tanto el Poder Ejecutivo ahora tiene la potestad para promulgar u vetar el proyecto tratado por los legisladores, ya sea en forma total o parcialmente.

De todas maneras, se descuenta que no recibirá objeciones, ya que fue impulsado por el oficialismo, por lo que será finalmente ley en los próximos días.

Desde el punto de vista legal, si el Ejecutivo no lo devuelve al Congreso en el término de diez días hábiles, recibirá lo que legalmente se conoce como promulgación tácita. De ser vetado, retornaría con sus objeciones a la Cámara de Origen, en este caso, el Senado, y luego a la Cámara Revisora, que vendría a ser la de diputados.

De producirse este improbable, la Constitución Nacional establece que ambas volverían a debatir el proyecto de ley, y si con 2/3 de los votos confirman la sanción originaria, el proyecto es ley y el Poder Ejecutivo debe promulgarlo como tal.

Sobre la reglamentación

Sebastián Kind, autor del texto y asesor del senador Marcelo Guinle, asegura ya estar trabajando en la reglamentación de la nueva ley 27.191, apurado para finalizar el proceso en lo que resta del año. En diciembre, habrá renovación de autoridades, y por lo tanto recambio de funcionarios en todos los Ministerios.

ley nueva3