Durante el año que viene el mercado solar térmico podría crecer significativamente a través de diferentes planes que Provincias y el Gobierno nacional están tramando.

Según Gastón Bilhere, titular de VETAK, una de las empresas nacionales que fabrican calefones solares, el mercado está creciendo interanualmente “entre un 30 y un 40 por ciento en cuanto a lo que es la demanda”, cuenta a Energía Estratégica.

Sin embargo, sostiene que las consultas son exponencialmente más intensas que el nivel de ventas. Es decir, muchas solicitudes de presupuestos no llegan a concretarse, lo cual es perjudicial para un pequeño nicho que no alcanza a madurar en la Argentina.

Una de las razones de este fenómeno es la falta de créditos a largo plazo para los consumidores; otra, propia del sector industrial nacional, es que los precios no son competitivos frente a los equipos importados.

Al respecto, Bilhere advierte: “hacer un equipo barato es muy fácil, el problema es hacer un equipo que pueda competir con los importados y que el costo sea acorde con la función y prestaciones que tiene que brindar el calefón”.

VETAK, es una de las 20 empresas fabricantes de calefones solares y participa de la Plataforma de Energía Solar Térmica en la sede central del INTI, donde junto a organismos como el IRAM y el Ministerio de Producción de la Nación están llevando a cabo testeos que velan por la calidad de los equipos que se producen en el país.

Lea también: «Para el primer trimestre del 2018 se lanzarían créditos para la compra de calefones solares»

El empresario sostiene que buena parte de los equipos importados “no cumplen un montón de normas que hay que tener para ofrecer un buen producto acorde a las condiciones climáticas de la Argentina”.

Es por ello que Bilhere saluda que el programa de Santa Fe, ‘Un sol para tu techo’, que desde 2013 brinda líneas de crédito blando de hasta 48 cuotas, funcione sólo con equipos homologados por el INTI.

El plan de la Provincia del litoral es único en el país, pero Salta próximamente tendrá el propio.

Según explicó a Energía Estratégica Marcelo Juri, secretario de Energía de la Provincia, justamente lo único que resta es “el aval técnico y de calidad de los equipos” para que el programa esté en la calle.

Se llamará ‘Sol en Casa’ y quienes están detrás de las normativas son el Instituto de Energías no Convencionales (INENCO) de la Universidad Nacional de Salta, en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Para Bilhere “es 100 por ciento favorable” el criterio de testeo de calidad de los calefones solares que pretende adoptar Salta.

Según precisó el secretario de Energía Juri, existirán dos modos de operar para la adquisición de calefones o termotanques solares.

La primera otorga al beneficiario un crédito de hasta 24 mil pesos para la compra e instalación del equipo solar más sus accesorios (resistencia eléctrica, válvulas mezcladoras, etc.).

La segunda consiste en que el beneficiario podrá optar por distintos modelos de calefones o termotanques solares que ofrezca la Provincia, los cuales serán adquiridos por licitación pública.

El pago del crédito otorgado se podrá realizar hasta en 48 cuotas fijas, con una tasa de interés del 10,5% anual, y se cargará a la factura del servicio de distribución eléctrica.

Por su parte, Entre Ríos y el Chaco también están trabajando en líneas de créditos propias. Según anunciaron funcionarios de ambas provincias, en 2018 los planes estarían en marcha.

Lea también: «Etiquetado y normas de calidad en calefones solares: ¿cómo funcionan las IRAM?»

Finalmente, el Gobierno nacional está haciendo lo propio. Por un lado, podrían lanzarse créditos desde el Banco Nación para la compra de calefones solares. Por otro, el Ministerio de Energía y Minería, junto al Ministerio del Interior, están trabajando para incorporar equipos de energía solar térmica en viviendas sociales. Están diseñando un plan para incluir calefones solares en 8.000 viviendas sociales y nuevas construcciones que se vayan desarrollando a lo largo del 2018.

Sobre estos planes, la industria nacional no sólo espera tener trato preferencial sobre los equipos importados, sino que están solicitando al Poder Ejecutivo que empiece a controlar los productos que ingresan a la Argentina.

El principal inconveniente que advierten los fabricantes locales es, más allá de la caída en ventas, que la mala calidad de los calefones solares importados genere incertidumbres en el mercado por un posible mal funcionamiento, por falta de testeos de calidad.