30 de octubre de 2018

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @Nandatuit

Walter Lanosa: «Dudo que en RenovAr 1 o 1.5 hubiera proyectos con situaciones reales de emergencia que justifiquen cualquier prórroga»

Walter Lanosa, CEO de Genneia, compartió su análisis sobre el complicado escenario para los proyectos renovables en el mercado argentino, ¿estas complicaciones continuarán el año próximo? ¿qué pedidos puntuales realiza al Gobierno?

Walter Lanosa, CEO de Genneia, identificó tres principales problemáticas actuales para el desarrollo de proyectos renovables en Argentina. Las dificultades de financiamiento, los incumplimientos de contratos y las demoras en la devolución del IVA, serían aquellos puntos que el empresario consideró fundamentales solucionar para lograr estabilidad en los negocios y maduración del mercado.

Aquello fue detallado en un panel sobre el desarrollo de las subastas en el país, que fue moderado por el periodista de Energía Estratégica Gastón Fenés, en el marco del AIREC WEEK Buenos Aires 2018. Allí, puntualmente se le consultó al empresario sobre las barreras que le tocó afrontar desde Genneia como participante en RenovAr y MATER.

En principio, en relación al financiamiento consideró que tanto proyectos grandes como chicos, a llevarse a cabo en el país, se enfrentan a dificultades de conseguir financiamiento y que aquellos que los consiguen no serían en las mejores condiciones. En este panorama, la coyuntura tendría mucho que ver.

“Está claro que hay una situación económica que ninguno de los oferentes de proyectos renovables en Argentina hubiera podido prever, porque se trata de empresas que confiaban en que el país iba hacia la normalización. Hoy, hay proyectos que consiguen financiamiento, la pregunta es si están contentos con las condiciones”

Las tasas que se estarían acordando con distintas entidades financieras no estarían siendo lo suficientemente favorables, desde la perspectiva de los oferentes, para que los proyectos en Argentina tengan un desarrollo deseado en el inicio de su negocio.

Mientras que algunos empresarios esperan que se normalicen en los próximos años las condiciones de los acuerdos de financiamiento, teniendo como referencia países vecinos como Uruguay, Chile o Brasil; otros consideran que es imposible que el próximo año o el siguiente se puedan lograr buenas condiciones, y apuntan al corporate finance, equity, para sus proyectos.

Frente a esta situación, muchos proyectos de RenovAr 2, demoraron en la firma de contratos. Hasta la fecha, restan que suscriban 20 proyectos. Y las prórrogas otorgadas generaron dudas a muchos oferentes que sí cumplieron este y otros hitos luego de ser adjudicados con proyectos en distintas subastas.

“Creo que RenovAr 2 merece un análisis general. Dudo que en RenovAr 1 o 1.5 hayan habido proyectos que tuvieron situaciones reales de emergencia que justifiquen cualquier prórroga o cualquier no ejecución de multa”, opinó Walter Lanosa.

Hacer cumplir las reglas del juego (entre ellas, los contratos que se suscribieron) sería fundamental para dar una buena señal a grandes oferentes para que participen con precios competitivos y se eliminen posibles especuladores que luego no consiguen sostener su proyecto.

Lea también: «Genneia invertirá US$ 950 millones: uno por uno, los 11 parques eólicos que tiene en construcción»

“Las reglas tienen que ser iguales para todos. No podemos estar dispuestos a que ante situaciones críticas se le deje a la gente que está en dificultades que vuelva a presentarse o que las multas se paguen a largo plazo; porque de ese modo a los que no cumplen se los estaría poniendo en una situación de competencia ventajosa respecto a los que sí cumplimos. A mi me encantaría que a todos aquellos que cumplimos se nos de un premio, pero no es así. Si hay problemas en el mercado, se deben solucionar de manera general para que haya beneficios para todos”.

Lejos de recibir beneficios, una realidad que impactó en el modelo de negocios de los proyectos que fueron construyéndose fueron las demoras en la devolución del IVA. Ante esto, Walter Lanosa puso especial atención porque consideró que trabajar sobre mejoras en este punto, desde modificaciones a la reglamentación actual, daría mejores señales al mercado.

“No hay dudas de que la devolución del IVA a proyectos renovables es un punto crítico. Tal como está concebida la reglamentación, imaginando la devolución del IVA en 30 días como lo indica la Ley, es absolutamente imposible. Allí entonces, me parece que hay un tema en el que el INTI, Secretaría de Energía y AFIP, si realmente tienen intensiones de hacer cumplir la Ley, deberían revisar profundamente”.

Otro tema a analizar fue el funcionamiento de los organismos nacionales, provinciales y municipales para obtener los permisos necesarios para continuar con el desarrollo de proyectos renovables. En algunos casos, exceden a los empresarios algunos problemas absolutamente burocráticos.

“En una Argentina donde lamentablemente se está atravesando momentos difíciles, hay muchos organismos públicos que por falta de voluntad de trabajo en sus equipos (…) hacen difícil que se firmen papeles (…) Por otro lado, los que estamos desarrollando proyectos pagamos para ser inspeccionados, pagamos al INTI US$ 2000 por MW instalado para que hagan los controles que la Ley indica (…) Con lo cual, muchos de nosotros cumplimos y por eso solicitamos al Estado que acá tiene que hacer un esfuerzo más allá del que se le pidió”

Dejanos tu comentario sobre este artículo