16 de marzo de 2018

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés.
[email protected]
Twitter: @GastonFenes

Vestas, proveedores y funcionarios se reúnen para tratar cuestiones de logística

En una entrevista para Energía Estratégica, el director de Ventas para Sudamérica de Vestas, Andrés Gismondi, analiza las principales cuestiones ligadas a los servicios de logística en Argentina.

¿En qué consiste la inversión que está haciendo Vestas en el país?

La inversión consiste en una planta de ensamble de nacelles y bujes qué hay que ir y complementándolo con fabricación de torres, que ya estamos haciendo en Argentina. Esto nos va a permitir alcanzar el objetivo de que el aerogenerador sea 100% nacional, conforme a la reglamentación vigente.

A esa planta la tenemos prevista que esté instalada en el año 2019, para poder hacer las entregas correspondientes a los proyectos que hayan certificado alto componente de contenido nacional.

¿Qué porcentaje de componente nacional adquiere el proyecto una vez que compre la tecnología está con ensamble en el país?

Según lo establece la Resolución Conjunta y el Decreto 814, con estos elementos alcanzaría ya el 35%, conforme al Anexo 2, que establece que de esa manera el 100% es considerado componente nacional; y para las siguientes etapas estamos desarrollando, ya actualmente, las distintas ampliaciones con capacidades locales para mecanizados, equipos eléctricos, transformadores, generadores, etcétera, que nos permitan, a partir de la segunda etapa, también integral localmente el resto de los componentes.

¿Dónde se va a instalar la planta?

En la provincia de Buenos Aires. Estamos definiendo en estos días los detalles y estamos esperando el avance de los acuerdos para comunicarlo.

¿Y qué elementos se tienen en cuenta para la radicación de la planta?

Desde ya que hay aspectos logísticos: la cercanía a los puertos es un eje central, ya que estamos moviendo elementos de gran porte. También la calidad de mano de obra y la cadena de proveedores que van a suministrar el ensamble, lo cual forma parte del precio final.

No se considera solamente el aspecto logístico, de ser así nos hubiese convenido ir al sur del país, también estamos considerando estabilidad y mano de obra, además de otros aspectos generales, como de buenas prácticas industriales.

¿Y en líneas generales, es un obstáculo la cuestión logística?

Es un obstáculo. Se está trabajando muy fuerte tanto desde Vestas como ahora desde la Cámara Eólica Argentina, en donde tenemos un punto en común con los demás tecnólogos y con los demás actores del sector, simplificando los procesos desde algún sentido, cómo permisos, escoltas, todo diagramado con las autoridades. Hay un gran apoyo de la Agencia de Inversiones en este proceso.

Por otro lado, estamos trabajando para ampliar la oferta local, como de transporte, grúas, etcétera, por medio de empresas locales y también empresas extranjeras que bajo ciertas condiciones se podrían radicar en la Argentina, para poder generar mayor oferta y mejores costos para todos.

¿Se puede hacer un orden de complejidad es ubicando a cada subsectores?

Hay problemas en todos los sectores. Creo que no tiene que ver sólo con lo que Vestas está haciendo, sino con la actividad que se dará en el sector durante éste y los próximos años.

Ya en el transporte doméstico están faltando camioneros o conductores certificados para estos transportes especiales; en temas de escolta, también está habiendo alguna restricción; de gruista también está habiendo algún déficit para grúas principales, ya que no sólo es la herramienta la que falta sino también el personal de instalación: como la gente de montaje electromecánicos (hoy estamos trayendo gente temporalmente de afuera), pero en paralelo se está formando recurso humano local en varias provincias. Todas estas áreas están exigidas.

El tema puertos es quizás el que menos nos preocupa, porque ya trabajan con equipos especiales. Quizá los depósitos y las plazas fiscales que hay para almacenamiento temporario en algunos casos no eran suficientes, pero ya se están ampliando, como en Comodoro Rivadavia, Bahía blanca o en Puerto Madryn.

En el transporte, como te decía, hay mucha limitación. Y sobre todo de cara a pensar mayor integración local, porque esto va a requerir más del transporte local y menos del transporte en barcos. Entonces va a requerir desarrollarse mucho todo el sector de transporte doméstico.

Lea también: «La danesa Vestas anunció que ensamblará aerogeneradores en Argentina»

Considerando que esta es una problemática del sector privado, ¿qué aporte puede hacer el Gobierno para facilitar todos estos temas?

Ya hay diálogo iniciado. El Gobierno está en ofrecimiento de ayuda, creo que también nos toca seguir coordinando esto junto a la Agencia -de Inversiones- para consolidar la información que todos vamos teniendo.

Más allá de Vestas, hay una gran cantidad de proyectos y no tenemos la visibilidad detallada de ellos. Así que creo que el ámbito es la Cámara para poder consensuar esta información. El canal está abierto, la pelota está de nuestro lado, es decir, tenemos la oportunidad de ser más concretos y precisos.

Tenemos que aunar esfuerzos para poder generar las condiciones que hoy no están. O sea, el gobierno está, pero no va a desarrollar empresas transportistas por su cuenta, pero sí generar condiciones para que las empresas puedan realizar ofertas de transporte.

¿Han presentado propuestas en este sentido?

Hemos presentado propuestas a través de la Agencia de Inversiones, y hay empresas extranjeras con voluntad de radicarse. Está habiendo una discusión en relación a los equipo de transporte. Se está buscando un esquema donde el primer punto es que se aseguré que no haya faltante de equipo de transporte para abastecer los proyectos.

Lo concreto es que de las conversaciones que se han tenido hay un entendimiento de que en caso de un déficit va a ser posible aumentar la oferta con equipamiento de empresas extranjeras. La condición es que vengan a trabajar con el compromiso de que a futuro puedan instalarse, radicarse y comprar equipamiento local.

¿Se prevé alguna modificación de impositiva en ese sentido?

De momento lo desconocemos, pero entendemos que sí porque hay dos temas. Uno es el tema impositivo, a la hora de traer equipamiento. Otro tema tiene que ver con los plazos de suministro. Si solamente nos limitamos a la capacidad local de fabricación de equipos especiales de transporte, hay capacidad, claro, pero la necesidad en plazo y, sobre todo, en cantidades puede que supere las capacidades actuales.

Entonces estamos trabajando sobre esto en el sector y esperamos tener un diálogo abierto con el resto de los actores para encontrar un punto de acuerdo.

Lea también: «Aerogeneradores y trackers: grandes players desembarcan en Argentina»

A raíz de lo que sucedió con Cauchari, donde se extendió el plazo de contrato de operaciones, ¿qué es lo que están viendo como tecnólogos respecto de los plazos comprometidos con los proyectos?

Cuando asumimos un compromiso apuntamos a cumplirlo. Nosotros a lo que apuntamos es a concretar acuerdos con todas aquellas empresas con las cuales sabíamos que los compromisos que asumíamos ambas partes eran altísimamente probables de ser cumplidos. Es un poco el enfoque tenemos.

Nos ha pasado también que hemos trabajado con muchas empresas de esta manera y no hemos ganado proyectos quizá por este tipo de competencia de especulación, donde por ahí juegan al límite. Pero bueno, las reglas están y eso también es parte del juego, y no nos corresponde a nosotros regularlo. Entendemos que las reglas están ahí y en caso de incumplimientos se van a aplicar las consecuencias que están definidas en el Programa RenovAr.