07 de noviembre de 2017

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés
[email protected]

El Gobierno intervino ante una minera que se resiste a autorizar línea de alta tensión

Inversores que presentaron proyectos de energía solar en el norte lidiaron hasta minutos antes de la entrega de sobres de la licitación para recibir la carta que los habilita a conectarse al Punto de Inyección (PDI). Otros palyers, en cambio, no llegaron con el trámite y corren el riesgo de quedar descalificados. Ahora, se viene otro debate: ¿quién debe pagar por el uso de la línea?

El 19 de octubre se llevó adelante el acto formal en el Centro Cultural Kirchner para presentar proyectos de energías limpias en el marco de la Ronda 2 del Programa RenovAr, lanzado por el Gobierno Nacional.

Para hacer la propuesta, cada inversor debe indicar a qué punto del sistema de transporte eléctrico nacional conectaría su central, en función de lo que define y permite el pliego de licitación.

En el norte, según denuncian empresarios que participan de la competencia, hubo inconvenientes para acceder a la nota necesaria de autorización para el acceso a una línea privada: “Línea de 220kV El Bracho – Alumbrera”, propiedad de Minera Alumbrera en las provincias de Catamarca y Tucumán.

El tema se venía discutiendo, por eso el lunes 2 de octubre, el Secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, envió una nota a la minera, para acelerar las gestiones.

Lo hizo con copia a Julio Bragulat, Gerente General de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA) y al presidente del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), Ricardo Martínez Leone.

En las negociaciones, empresarios aseguran que también participó activamente Sebastián Kind, el Subsecretario de Renovables, principal interesado en lograr que el Programa RenovAr se desarrolle con normalidad.

“Le hacemos saber que resulta auspicioso tomar conocimiento de que, sin perjuicio de los recaudos que entienda necesarios adoptar para prestar conformidad, Minera Alumbrera Ltd. manifieste que no tendría objeción a la conexión de proyectos de generación a la LAT”, reclama Sruoga en su carta dirigida a la empresa que extrae oro en Catamarca.

Si bien ese pedido fue el 2 de octubre, hubo jugadores que recién el 19 de octubre, justo el día fijado por el Gobierno para presentar oferta en la licitación de energías renovables “Ronda 2”, recibieron la carta convenio de la compañía que concede el uso de esta red privada.

Así las cosas, minutos antes de que venza el plazo, inversores que conversaron con Energía Estratégica contaron que tuvieron que cambiar el precio de su oferta económica por energía solar del Sobre B.  “Fue dos horas antes de entregar las carpetas”, confió un empresario.

Otros oferentes, sin embargo, no tuvieron igual suerte y se especula con que podrán ser descalificados por el Ministerio de Energía y Minería. En ese PDI en cuestión se disputan aproximadamente 700 MW de potencia.

En el convenio que gira a los oferentes que solicitaron acceso a la capacidad excedente de transporte, Alumbrera aclara que solo autoriza “un máximo de dos generadores” y por un total de 134 MW. Así lo indica una nota que accedió Energía Estratégica.

Para avanzar con el uso de esta línea – autorizada en el Boletín Oficial a través de la Resolución 136 que data del año 1995 para ser utilizada por 30 años – Alumbrera plantea una serie de condiciones, ejerciendo su derecho como constructor, titular y propietario.

La más importante, quizás, es el pago de un arancel por el uso y acceso a la LAT de “$20.000/MW/Mes”. Es que, al tratarse de una conexión privada y con un marco regulatorio “especial”, Alumbrera tiene derecho a cobrar un canon que, a priori, los generadores consideran excesivo.

Este valor, según aclara Alumbrera a los generadores, es “independiente de la energía transportada”.

En caso de no haber coincidencias entre los inversores y la minera, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) debería intervenir para mediar una solución. Generalmente, el organismo se basa en las tarifas oficiales para ese nivel de tensión (220kV) para fijar el cargo.

El bien más preciado, de ahora en más, será la capacidad de transporte al sistema eléctrico de alta potencia. Y esto, quiénes tienen líneas privadas, lo saben.

Un Comentario

  1. Agustin Melano dice:

    Una vez mas se demuestra que la improvisacion esta vigente, pues se licitan volumenes de energia que luego no pueden ser colocados en el mercado. En primer lugar se debio estimar y licitar las lineas de transporte de energia y luego licitar las generadoras. Nada cambia

Dejanos tu comentario sobre este artículo