25 de enero de 2018

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli
[email protected]

Nuevo laboratorio: INTI destinará más de USD 4 millones para investigar energías renovables

Se estima que para el 2019, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) tenga operativo su ‘Centro de Investigación y Desarrollo en Energías Renovables’. Integración a red eléctrica y desarrollos de bioeconomía serán sus principales ejes. La idea es generar tecnología que permitan exportarse al mundo.

En los últimos años, y tras la vertiginosa expansión de las energías renovables, tanto a nivel nacional como mundial, el INTI comenzó a barajar una idea bastante ambiciosa: la creación de un espacio orientado a Investigación y Desarrollo (I+D) de las energías renovables.

Ahora el plan se está materializando. A través de la Resolución 90/2016 del Consejo Directivo del INTI, se definió la creación del ‘Centro de Investigación y Desarrollo en Energías Renovables’.

Los fondos están disponibles y se espera que entre enero y febrero se publique el Pliego de licitación para la construcción del inmueble. Se desembolsarán entre 4 y 4,5 millones de dólares para su montaje y se espera que trabajen unas 100 personas en su interior.

En diálogo con Energía Estratégica, Gustavo Gil, coordinador del Área de Energías Renovables del INTI, cuenta que en estos momentos se está terminando de definir la documentación del Pliego.

El especialista destaca el aporte de convenios de asistencia que se firmaron con importantes instituciones europeas (como el CENER de España), luego de una gira que realizaron técnicos del Instituto por el continente.

“Será un Centro al servicio de la industria”, asegura Gil. Precisa que estará conformado principalmente por 2 componentes: la integración de energías renovables a red (que incluye la incorporación de TICs, Generación Distribuida), y otra de bioenergía/biorefinerías (la economía aplicada al sector de la bioenergía).

Y se agregaría una componente más: el desarrollo de la energía solar térmica, a partir de ensayos para equipos. “Habrá un gran nivel de demanda en este rubro en los próximos años”, vaticina el experto.

El objetivo de este espacio será básicamente desarrollar proveedores de tecnología en I+D. “Generar empresas de bienes y servicios de altísima especialización tanto de eficiencia energética, como de energías renovables y desarrollos no convencionales en petróleo. Ésa es una métrica que nosotros nos trazamos a los próximos 5 años”, proyecta Gil.

Y plantea: “la industria argentina requiere mayormente mejoras o innovaciones incrementales. Ese es un segmento que el INTI lo puede desarrollar. Muchas veces se estructura a partir de la demanda reactiva, pero identificamos que puede haber una mejora en la oferta de base tecnológica”.

Desarrollo del mercado

Como adelanto a los hechos, Gil señala que una de las investigaciones en perspectiva es la de mejorar el OPEX –operación y mantenimiento- de los proyectos de energías renovables.

Explica que hace algunos años no era tan relevante el OPEX como factor de desarrollo de un emprendimiento por lo que significaban los abultados montos de CAPEX –inversión de capital-, pero que hoy los costos de tecnología bajaron tanto que este punto se torna crucial para ser competitivo.

“Toda la mejora que se pueda lograr allí –OPEX-, podrá generar una diferencia en el mercado y ahí hay que poner mucha cabeza para lograr optimizar procesos de operación y mantenimiento”, apunta el referente del INTI y remata: “con esta perspectiva no apuntamos al mercado local, sino al mundo”.

Factor financiamiento

Cabe destacar que como contraprestación por el seguimiento y control del accionar de las compañías adjudicatarias en las licitaciones del Programa RenovAr, el INTI recibe u$s2 mil por cada MW de potencia adjudicada.

Hasta el momento, el plan lleva seleccionados 4.466 MW, casi 9 millones de dólares, desde donde saldrá el dinero para construir el Centro de Investigación y Desarrollo en Energías Renovables.

Articular a la ciencia

Uno de los objetivos que destaca Gil con la construcción de este inmueble es que se creen espacios de diálogo con los distintos organismos académicos en pos del desarrollo de las energías renovables, como con el Conicet.

“Que se articule el sistema de Ciencia y Técnica para generar una propuesta de valor, más allá del ensayo de servicio a la industria, tenemos que aprovechar este crecimiento de la demanda, y el mercado en general, para que quede una oferta de bienes y servicios con algunos distintivos relevantes”, propone el coordinador del Área de Energías Renovables del INTI.

6 Comentarios

  1. Reinaldo Medina Kempter dice:

    Interesante iniciativa, y muy actualizado ye importante lo planteado entre CAPEX y OPEX. Me queda una inquietud que se ha olvidado, hay cierta cantidad de profesionales que se han comenzado a especializarse en Turbinas Eólicas desde hace casi 4 décadas y su expertise no es demandada en el metier local; ni en otra industria del medio; sería una buena idea que el INTI sepa aprovechar esta disponibilidad de capital intelectual aún disponible.

  2. Jorge H. Barrera dice:

    Saludo esta excelente y necesaria idea!! Creo que éste es el camino que debe iniciarse hoy para aumentar los grados de libertad de mañana.

  3. gustavo caldelas dice:

    excelente inicitativa, laboratorio desarrollado a medida para las necesidades actuales y futuras del mercado. felicitaciones!

  4. Patricia Ferreiro dice:

    Este nuevo laboratorio será con que personal?
    Quien trabajará allí?
    Supongo que otros, no los despedidos no?
    O van a despedir y luego tomar a conocidos?

  5. Jorge Visoro dice:

    Buena nota

Dejanos tu comentario sobre este artículo