24 de julio de 2014

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés
[email protected]

Las políticas nacionales que frenan el desarrollo de las energías renovables en Argentina

Expertos en la materia detallaron los puntos que demoran la utilización de las fuentes limpias para la generación eléctrica en nuestro país: esquema de subsidios a la generación a partir de combustibles fósiles, falta de previsibilidad en las reglas de juego para las inversiones, limitados y escasos planes de estímulos por parte del Estado, falta de financiación para los proyectos en carpeta, entre otras cuestiones.

De acuerdo a datos oficiales la demanda bruta de energía en junio fue 5.5 por ciento más alta que en el mismo mes del año anterior, en línea con las proyecciones que hacían los técnicos del área conforme a las temperaturas previstas para esta época del año.

La otra cara del mercado, la oferta de generación de energía eléctrica, mantiene desde hace años la hegemonía de los productos derivados de los hidrocarburos: las centrales térmicas aportaron un 62.7 por ciento de la potencia, la energía nuclear un 5 por ciento, la hidroeléctrica 31.7 por ciento, de origen eólico y fotovoltaico apenas 50.1 GWh, el equivalente a 0.4 por ciento del total suministrado.

En una entrevista exclusiva para Energía Estratégica, Nicolás Brown, ingeniero industrial y Máster en Energías Renovables,  con experiencia en el mercado y desarrollo de proyectos de energía eólica y solar, asesor sobre estos temas en la Agencia de Protección Ambiental de la Ciudad de Buenos Aires y ex Jefe de Energía Renovable y Eficiencia Energética de la Provincia de San Luis, evaluó las condiciones que presenta el negocio en nuestro país:

¿Qué análisis hace del mercado de las energías renovables en Argentina?

El mercado de energías renovables en Argentina tiene un gran potencial pero en este momento no está teniendo las inversiones que hasta hace unos años parecía que iba a tener. Así, Argentina es un ejemplo claro de que los recursos naturales son condición necesaria pero no suficiente. Tenemos el sol y el viento, sin embargo no tenemos energía solar o eólica, al menos en cantidades suficientes y aceptables.

De los proyectos presentados en la licitación de GENREN (2009 – 2010), por poner un ejemplo, sólo se instaló el 10 por ciento de la potencia presentada en la licitación.

Creo que realmente esta situación va a tener que cambiar en los próximos años, a medida que nos demos cuenta del absurdo que es promover la importación de combustibles fósiles mientras limitamos el desarrollo de fuentes renovables locales.

¿Cuáles son las complicaciones que sufren las empresas para poder desarrollar el potencial?

A la hora de desarrollar proyectos renovables de alta potencia (como los grandes parques eólicos en Chubut) las empresas se encuentran con dos complicaciones: en primer lugar, es muy difícil obtener inversiones del extranjero, o financiación del exterior. Las regulaciones actuales hacen imposible que los inversionistas extranjeros puedan retirar las ganancias, lo que desincentiva la inversión. A la ya complicada situación económico-financiera del país a nivel internacional (que hace que pocas entidades puedan prestar dinero a empresas argentinas) se suma que los créditos extranjeros deben pagar impuestos y retenciones por sobre los intereses, elevando mucho el costo de capital.

A esta situación financiera, también hay que sumarle las trabas a las importaciones; por mucho que se desarrolle el mercado local de las renovables, siempre será necesario importar equipos y componentes (que no tiene sentido que se fabriquen localmente).

En segundo lugar, hay un gran obstáculo regulatorio: el único cliente que puede comprar energía renovable es el Estado Nacional. Esto significa que si una industria quiere pagarle a un parque eólico para comprarle la energía, no puede; sólo puede instalarse su propio parque y convertirse en auto-generador (lo cual es terriblemente complejo y engorroso). Desde el punto de vista de los generadores, significa que su único cliente es CAMMESA, compañía que tiene un rojo de más de 33 mil millones de pesos.

Además, es muy difícil obtener un contrato de compra de energía renovable por parte del gobierno; el proyecto debe superar muchos obstáculos burocráticos y administrativos en varios ministerios. Por ejemplo, hay más de 300 MW de proyectos de energía solar técnicamente viables, que no pueden siquiera empezar a desarrollarse porque no cuentan con los contratos correspondientes. Todo esto no hace más que aumentar los riesgos y complicar la financiación, empeorando el problema anterior.

Y en cuanto a precios ¿Cómo es la relación de costos frente a los combustibles fósiles?

La energía eólica, por poner un ejemplo, cuesta 125 U$S/MWh. Esto es más barato que generar energía eléctrica con gas oíl o  gas importado, incluso más barato que lo que se estima costará generar energía con el shale gas de Vaca Muerta. 

Los costos de explotación del gas de Vaca Muerta (aproximadamente 10 U$S por millón de BTU) no sólo son el triple de lo que paga actualmente el mercado eléctrico por el gas; también llevan el costo de la energía generada a 130 U$S/MWh, que es más que el precio actual que se paga por la energía eólica. ¿Qué quiere decir esto en resumen? Que si se logra explotar Vaca Muerta el precio de la energía va a bajar, pero en términos relativos la energía eólica siempre será más barata que la energía convencional.

Hoy el costo de la energía tradicional está vinculado al gas oil y al gas importado, bastante más caros que el gas de Vaca Muerta.

Igual, hay que tener en cuenta que en Argentina no existe tal cosa como UN “precio de la energía”; el precio que percibe el usuario final es muy diferente de los costos de generación. Pero es importante saber que esta diferencia no cae del cielo: los subsidios a la energía los pagamos todos con nuestros impuestos, y en la práctica se refleja en menos escuelas, hospitales, rutas, etc.

Entonces… ¿Cómo debería regularse el mercado para facilitar la expansión de las renovables?

Las energías renovables son convenientes desde lo económico, lo medioambiental e incluso desde lo político. La cuestión es cómo cambiar las políticas actuales para poder desarrollarlas en Argentina. Creo que, para tener un desarrollo sostenible del mercado y la industria de las energías renovables (en lugar de tener proyectos aislados, sin llegar a formar una industria sólida) hay que cambiar las cosas en tres sentidos: la regulación, mejorar la economía y generar la obligación.

En resumen, para los proyectos de alta potencia, se debe en primer lugar permitir a cualquier gran usuario comprar energía renovable. Se deben generar las condiciones económicas y financieras que permitan el desarrollo de estos proyectos, facilitando la obtención de créditos a largo plazo y el ingreso de capitales extranjeros. Y por último se debe obligar a los grandes usuarios a consumir energía renovable, a través de la auto-generación y de la compra de energía.

9 Comentario

  1. Comparto lo expuesto por el colega, con un agregado a sus consideraciones finales.
    En la actualidad energética nacional hay dificultades de todo orden que mantienen al país rezagado en lograr un nivel similar al que hace un siglo ocupaba entre las naciones latinoamericanas y del Caribe. La “madre” de todas estas dificultades es el lamentable decaimiento en que la educación en todos los niveles ha caído debido a decisiones erradas desde hace ya décadas. Sin educación no hay desarrollo posible. Sin desarrollo no se crean fuentes de trabajo legítimas, lo que lleva a porcentajes elevados de nuestra población a vivir de subsidios de toda índole. Sin fuentes de trabajo legítimas los padres “viven” una vida de baja calidad, dependiendo del maná que les cae del cielo. El interés de los hijos en estudiar oficios o profesiones implicaría un esfuerzo que frente al ejemplo dado no quisieran emprender. Se cierra el círculo vicioso: sin educación no hay desarrollo posible.
    En lo referente a educación, no basta con replantear la educación superior, sino comenzar por las bases. Es de fundamental importancia que la educación comience desde el Kindergarten y desde la escuela primaria. La Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) realiza desde hace varios años talleres de “comics” para niños de 5 a 12 años en los cuales, guiados por una psicóloga y un dibujante profesional, dibujando su propia historieta aprenden la importancia del cuidado ambiental. Se despierta en ellos el deseo de aprender y además transmiten la conciencia ambiental a sus hogares. Asimismo, prosiguen el estudio secundario con interés; todo docente con vocación de tal encuentra así una audiencia que le permite elevar el nivel de lo que desea transmitir. Mientras sigamos con las decisiones erradas, toda la cadena de educación no es del nivel adecuado. Los resultados de competencias internacionales lo demuestran fehacientemente. No solamente en matemática sino también en interpretación de textos lo mismo que en redacción las deficiencias son muy serias. Mientras sigamos así, no podremos llegar a tener los profesionales que requiere el “desarrollo de las energías renovables en Argentina” .

  2. Nicolás Brown dice:

    muy cierto, y muchas gracias por el comentario, Erico!

  3. Arturo Acevedo dice:

    Excelente Nicolás, ojalá haya cambios en ese sentido.

  4. Julián Barbosa dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo aquí expuesto incluyendo el comentario de arriba; soy colombiano y en este momento mi país atraviesa una situación ambiental muy seria, sequías, animales muriendo y esto producto de una amalgama de situaciones tales como bajo nivel de educación con todo lo que ello implica como mencionan en el comentario anterior, es decir, un pueblo que permite que sus dirigentes den libertades a empresas que explotan indiscriminadamente recursos minerales que aunque generan muchas regalías, se terminan perdiendo en manos de los corruptos. En este momento la guajira es uno de los departamentos más afectados por las sequías y es el principal productor de carbón y posee una extensión considerable la cual bien podría usarse para generación de energía eólica o una granja con paneles solares dado que es un departamento costero y recibe gran exposición a la luz solar. En este momento mi país ha optado por mantenerse con planes de contingencia en lugar de diseñar estrategias preventivas. Es una situación muy triste.
    Por lo que se comenta aquí ustedes tienen una situación similar en su país y la verdad es que como decía Carl Sagan la atmósfera no tiene división política así que todos compartimos eso y creo que el diseño de este tipo de sistemas de energía debería plantearse como una necesidad no sólo de un país y de alguna forma Latinoamérica debería buscar como unir esfuerzos para la utilización de fuentes de energía alternativas como la eólica y solar, espero no estar pensando en una utopía y quisiera hacer algo para modificar la situación pero a final de cuentas sólo soy un recién graduado de universidad que vio la serie cosmos versión vieja y nueva, y que como resultado queda con una preocupación sin herramientas para resolverla

  5. Sumado a lo comentado por el colega, también quería añadir el potencial geotérmico que tenemos en el país (tanto de alta como baja entalpía). Lamentablemente, es un círculo vicioso que se da en lo que es la carencia de políticas nacionales deficientes para promover las fuentes renovables, la no legislación correcta en pos de la eficiencia energética y la falta de educación en la población respecto a estos temas.
    En el lado más positivo, sin embargo, nosotros notamos un interés creciente en aprender y en saber más sobre cómo mejorar la eficiencia, cómo contaminar menos y cómo generar uno mismo la energía que consume!

    Saludos!

  6. Héctor Horacio Dalmau dice:

    Muy bueno el artículo, muy ilustrativos los comentarios; Pero me parece que hay una enorme inclinación de las autoridades nacionales, en concomitancia con los de las provincias de ciertas regiones, para construir represas hidro eléctricas, que siempre se transforman en loque es yacyretá todavía o sea un Monumento a la Corrupción, como la designara el Corrupto ex presidente Carlos S. Menem, de allíque todos los esfuerzos gubernamentales están puestos, fundamentalmente las tres represas en colaboración con Brasil sobre el Río Uruguay; ( de Sur a Norte; San Pedro, Garabí, y Panambí, anunciadas por las presidente, las represas Nestor C. Kirchner, y Sepernic, en el río Santa Cruz, disputada entre otras por las empresas de Lázaro áez, y cristobal López, y las del neuquen. Esa intención es la que hace que se impongan trabas a todo lo que favorezca, la istalación de las energías que se generen los con soles y vientos, que sobran en este privilegiado país. Los misioneros hace años que peleamos para evitar esas obras que no sólo matarán los ríos, en lo que hacen a su degradación, por los calores en las del norte, sino que ponen en peligro la sustentabilidad de nuestras hidrovías, por la falta de aguas, ya muy pronuniaidas en las altas cuencas de los formadores de Paraná , y sus afluentes más importantes, incluyendo al Río Paraguay, por que al desaparecer las selvas han mermado como es lógico las precipitaciones, por o cual la falta de aguas en los medios y bajos Paraná y Uruguay, y en el río de la Plata no sólo producen cientos de varaduras de grandes buques debido a la falta de caudales, sino además, es tan notable esa falta que ya se ha demarcado en primer límite seco, con la República Oriental de Uruguay, al unirse las islas Timoteo Dominguez, ( Urug), con la Martín García ( Argentina). En fin es un tema de capricho de los gobernantes por la ambición desmedida. saludos.

  7. Oliver dice:

    Estimados,
    Ante todo, gracias por los artículos que me parecen de muy buen calidad. En mi opinión el primer problema es la Corrupción endémica del país. Sus implicancias son enormes, y se traducen, entre otras cosas, en una inseguridad jurídica que no permite inversiones a mediano/largo plazo. En segundo lugar, es la falta de visión de un país con el cual concuerden todos los políticos y que permitiría una construcción duradera. Me llama mucho la atención que ningún jefe de partido haya propuesto crear un concejo extraordinario que defina las grandes ejes de la política Argentina sobre ciertos temas sensibles (energía, educación, industrialización, etc…) para asegurarle al país una continuidad cual sea el partido elegido. Las políticas en materia medio-ambiental suponen Planificación, Proyecciones a 10-15 años mínimo, Inversiones a largo plazo, …que el país no parece tener todavía. Aquí, mas que en cualquier otro sector, las consecuencias son perceptibles por todos y despiertan en cada uno un fuerte sentimiento de frustración porque justamente la solución existe técnicamente y parece accesible. En mi opinión, el dialogo y la construcción plural son la única salida, acompañado de mucha voluntad política y mucha generosidad. Gracias por el espacio y perdonen si me salí un poco del tema.

  8. carlos alberto ferreiro dice:

    Porque no paran de se Masturbar con la Energia Verde .
    Existen Monopolios ,que no van a abandonar sus ” TETAS “…..sin pelear .
    La cuestion no es Tecnica….es ” PODER “….” Reseva de Mercado ” …..” Monopolio ” .Esto no se resuelve con demostraciones…. ” Tecnologicas Impecables ” .
    El Problema es Politico / Filosofico ….queremos ser una SOCIEDAD ….donde todos los Socios seamos iguales , con los mismos derechos y obligaciones ..????? .
    Hasta que no contestemos esta Pregunta…seguiremos debatiedonos en un mar de Incongruencias , Estupideces y Anarquias ….depende de Nosotros …..otras Sociedades ya lo consiguieron .

  9. francisco dice:

    A ver, hace muchos años que estamos acostumbrados a las energías de fines del siglo XIX, no se puede pedir que de un año para otro cambien todas las estructuras. Si analizamos que aunque un ciento por ciento de la energía que consumimos sea eólica o solar, debemos tambien tener presente que la energía producida es limpia, pero no la forma de trasladarla, ya que las redes de alta, media o baja tensión seguiran siendo las mismas, lo que va a cambiar va a ser solamente la forma de generarla, pero tenemos por un lado las fábricas del tendido de cables (cobre o aluminio, ambas productoras que trabajan con minería) y las mineras propiamente dichas que van a seguir produciendo daños al ambiente. No tengo muy en claro en que se basaba Nicola Tesla para distribuir la energía sin cables, eso sería un gran logro si tambien nos libráramos de los grandes y negativos efectos a la salud del electromagnetismo.

Dejanos tu comentario sobre este artículo