08 de septiembre de 2014

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés.
[email protected]
Twitter: @GastonFenes

Impulsan el desarrollo de vehículos eléctricos en Argentina

Empresarios del rubro aseguran que este tipo de unidades permite un ahorro energético del 85 por ciento respecto del consumo de automóviles convencionales. Además, sirven como mecanismos para la acumulación de energía y, en el caso de vehículos de alta carga, también funcionan como generadores. Argentina, ¿está preparada estructuralmente para el desafío?

La empresa argentina Arq Bravo, se encuentra radicada en el Estado de California (USA) y ha desarrollado una extensa trayectoria en materia de movibilidad sustentable. Integrada por 650 personas de 17 países diferentes, puja por el uso eficiente de la energía a partir de vehículos eléctricos, cuyo consumo es inferior en un 85%, al gasto de un automóvil a combustión tradicional.

La iniciativa diseñada por la firma, consiste en el desarrollo de medios de transporte de carácter semi público; es decir, para uso temporal y compartido.

En este contexto, Arq Bravo pone a disposición de los Estados, una flota que incluye taxis, fletes y ómnibus de características ecológicas, que lejos de demandar energía a la red, sirven como sistemas de acumulación y generación (esto último para el caso de camiones y colectivos). Además, plantea al vehículo eléctrico, como una solución energética.

Lo anterior se complementa con una reducción considerable del impacto ambiental. De acuerdo con datos arrojados desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), se pierden por año cerca de 7 millones de vidas, a causa de la contaminación. Un 30% por ciento de ésta, es consecuencia del transporte público.

En este sentido, el titular de la empresa, Miguel Ángel Bravo, expresó: “Además de ser responsables con el medio ambiente y poder salvar vidas, la movilidad sustentable producto de energías renovables, es mucho más eficiente; pero fundamentalmente, mucho más económica”.

Al respecto, la autoridad explicó que el insumo más costoso de una unidad eléctrica, son las baterías de litio, que representan el 50% del valor total del vehículo. En este sentido, hizo hincapié en la importancia de desarrollar el mercado en Argentina, aprovechando que cuenta con el recurso natural y con fábricas de litio, capaces de abastecer a una industria propia e incluso exportar.

Sobre la amortización de los gastos para la adquisición de una unidad, pero también para el desarrollo de un sistema de transporte público de éstas características, el empresario destacó que la inversión inicial es grande, pero el resarcimiento es seguro y la efectividad está garantizada. “De este modo liberamos el tránsito de las grandes ciudades, pudiendo llegar a destino sin perder hasta nueve años, que es el promedio de tiempo que la gente invierte en movilizarse”, explicó el experto.

En el marco de lo anterior, otra de las ventajas se resume en la capacidad de los vehículos de carga, para estabilizar el sistema eléctrico. Los mismos, pueden conectarse a la red mediante un procedimiento inteligente para almacenar electricidad cuando la producción es excesiva y liberarla frente a demandas pico. Por todas estas cuestiones, desde el sector exigen el respaldo de un sistema financiero que permita la inversión en el país, hacia este tipo de tecnologías.

Pero la realidad demuestra que el cambio de paradigma cuesta. La industria automotriz, la petrolera y las muchas vertientes que se desprenden de la fabricación y comercialización vehicular actual, dificultan las posibilidades de multiplicar estos desarrollos en el territorio nacional. Más aún, cuando también es complejo para quienes deben tomar las decisiones políticas.

El problema de Argentina radica en que no está preparada a nivel de infraestructura y los problemas energéticos actuales, hablan de necesidades claras de sincerar los números. No obstante, el especialista indicó que la falta de estructuras idóneas, puede representar una ventaja: “Es una oportunidad para pensar desde cero en un desarrollo arquitectónico que apunte a una base más sólida con relación a las renovables”.

Del dicho al hecho, el camino es sinuoso. Si bien la movilidad sustentable está íntimamente relacionada con la urgente diversificación de la matriz energética, si el Estado no genera nuevas políticas, se va a continuar con la forma tradicional: contaminante y altamente ineficiente en cuanto a gasto energético.

 “Hoy el Estado argentino tiene un gran problema, el déficit energético que obliga a importar energía. Paradójicamente, Argentina debe ser de los países que más necesita reconvertir su matriz y tenemos los recursos para hacerlo: Shell gas, mejor viento, mejor sol, litio. Pero es una oportunidad que estamos dejando pasar de manera inactiva”, sentenció el directivo.

Arq Bravo intentó alcanzar niveles de concientización en este campo por todos los medios; sin embargo, la falta de equipos técnicos capaces de comprender los beneficios de las unidades eléctricas, imposibilita cualquier avance. Tal es así, que una empresa nacida en el país debió migrar al extranjero por falta de permisos de fabricación.

“El apoyo del Estado es fundamental, tanto así, que en Estados Unidos el usuario recibe US$ 10000 por cada auto eléctrico y en California, hasta US$15000. En Argentina el apoyo llegará probablemente con el próximo Gobierno, ya que éste no pudo comprender la necesidad de virar en cuanto a movilidad pública”, remató el empresario.

A nivel de perspectivas, las expectativas futuras son buenas. Especialistas sostienen que en los próximos diez años, el porcentaje de vehículos eléctricos podría rondas el 50 o 70%. Frente a esto, Bravo señaló que no es imposible llegar al 85% del total, para mediados de 2035. “La tasa de crecimiento está siendo exponencial, precisamente por el incremento de las tecnologías. Esto posibilita que lo que hoy parece imposible, mañana sea realizable”, culmino el representante.

Sobre Arq Bravo

Arq Bravo es una agrupación argentina compuesta por empresas dedicadas a la innovación aplicada. Con importantes desarrollos en el área de movilidad sustentable, energías renovables y control de dispositivos; tiene sede en Paternal, pero también en California y Los Ángeles.

En sus seis años de existencia, la firma logró reunir un dream team integrado por empresarios argentinos, argentinos que trabajan en las firmas más importantes a nivel nacional, para el desarrollo de vehículos de todo tipo. En California, el equipo de trabajo cuenta con reconocidos emprendedores en el área tecnológica y funciona en conjunto con la empresa más importante a nivel internacional, en el desarrollo de prototipos e ingeniería de productos: Metalcrafters Inc.

Por su capacidad comercial y tecnológica, demuestra conocimientos en el campo de la movilidad sustentable, de los que otras compañías carecen. Trabajando con la Oficina del Gobernador, en continuo contacto con el Departamento de Energía en Washington y con la Energy Comitions en California; despliega un valor empresarial que avanza a pasos agigantados, en el mercado internacional.

 

Dejanos tu comentario sobre este artículo