08 de marzo de 2018

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
[email protected]

¿Cómo impacta la reforma tributaria en los proyectos de energías renovables?

El 29 de diciembre del 2017, el gobierno promulgó la reforma tributaria. ¿Qué impacto tendrá esta medida en la vida de los proyectos y los futuros desarrollos de las energías limpias? Una columna de opinión de Agustina Mazal Cemborain, Socia del estudio MC&A Consultores.

Como es de público conocimiento, el 29 de diciembre de 2017 el gobierno promulgó la reforma tributaria, la cual establece una serie de cambios al sistema impositivo vigente, y tiene como objetivo aliviar la carga impositiva de los contribuyentes, alentar las inversiones y la creación del empleo.

Asimismo, a partir del año 2016 el gobierno actual, a través del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, lanzó un proceso de convocatoria abierta para la contratación en el Mercado Eléctrico Mayorista de energía proveniente de fuentes renovables, conocido como Programa RenovAr, con el objetivo de fomentar la producción de energía eléctrica a través de fuentes renovables.

Bajo este programa y sus diferentes rondas, inversores locales y extranjeros han presentado sus proyectos de energías renovables a las licitaciones del Programa RenovAr, muchos de los cuales han sido adjudicados y celebraron o celebrarán contratos de abastecimiento de energía eléctrica con Cammesa.

Es importante mencionar, que dichos proyectos se encuentran amparados bajo los beneficios fiscales establecidos en la Ley 27.191 “Régimen de fomento de energías de fuentes renovables”.

Recordemos que la Ley 27.191 establece, entre otras cosas, que los beneficiarios del régimen podrán trasladar al precio pactado en los contratos de abastecimiento de energía renovables, los mayores costos derivados de incrementos de impuestos, tasas, contribuciones o cargos nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires producidas con posterioridad a la celebración de dichos contratos.

A fin de entender, cómo afectan los cambios introducidos por la reforma tributaria en la carga fiscal de los proyectos de energías renovables, expondré a continuación los principales impactos:

Tasa del Impuesto a las Ganancias

De manera gradual se reduce la tasa del impuesto a las ganancias para las sociedades:

  • 30% para los períodos fiscales 2018 y 2019
  • 25% para el período fiscal 2020 en adelante

Dichas tasas serán aplicables, es decir no llevarán un impuesto adicional a los dividendos/utilidades, siempre y cuando las compañías reinviertan sus utilidades y no remesen/distribuyan fondos.

Recordemos, que los proyectos presentados en las rondas del programa RenovAr contemplaban una tasa del impuesto a las ganancias del 35%.

Este cambio de alícuota, tiene un impacto directo en el flujo de fondos de los proyectos, ya que se verá reducido el cargo del impuesto a las ganancias, en 5 y 10 puntos porcentuales respectivamente, en la medida que se reinviertan los fondos.

Impuesto a los dividendos

Se establece un impuesto adicional sobre los dividendos y utilidades, que deberán ingresar las sociedades al momento de remesar/distribuir los fondos, conforme a las siguientes alícuotas:

  • 7% para los períodos fiscales 2018 y 2019.
  • 13% para el período fiscal 2020 en adelante.

Recordemos, que antes de la reforma existía el impuesto de igualación, que establecía que se gravará a una tasa del 35% los dividendos y/o las utilidades remesadas/distribuidas que excedan la utilidad impositiva. Con la reforma este impuesto no se deroga, sino que no resultará de aplicación en relación a los dividendos o utilidades atribuibles a ganancias devengadas en los ejercicios fiscales que se inicien a partir del 1 de enero de 2018, para los cuales será de aplicación el impuesto adicional sobre los dividendos del 7% o 13%.

El impuesto adicional sobre los dividendos, en cierta forma eleva la tasa efectiva corporativa del impuesto a las ganancias asimilándola al 35%, según lo expongo en el siguiente cuadro:

Sobre este cambio, es importante destacar lo siguiente: en la medida que los proyectos de energías renovables presentados bajo el programa de RenovAr no hayan contemplado cargos por impuesto a los dividendos/utilidades (ya que éstos no excederían la utilidad impositiva), y decidan distribuir dividendos y/o utilidades en el futuro, la carga impositiva total no se verá afectada, ya que la tasa efectiva final se aproximará al 35%.

Lea también: “Preocupa a los privados la demora en la expansión del sistema de transporte eléctrico”

Capitalización exigua – deducción de intereses

Se modifican las reglas de capitalización exigua. Se establece que los intereses (término que comprende las diferencias de cambio y, en su caso, las actualizaciones generadas por los pasivos que los originen) de deudas de carácter financiero, contraídas con sujetos, residentes o no, vinculados serán deducibles hasta el monto anual que al respecto establezca la reglamentación (aún pendiente) o hasta el equivalente al 30 % de la ganancia neta del ejercicio que resulte antes de deducir tanto los intereses como las amortizaciones (lo que conocemos como EBITDA), lo que resulte mayor.

Adicionalmente, se establecen novedades respecto de:

  • Trasladar los intereses no deducidos en un determinado ejercicio por aplicación de la limitación, a ejercicios futuros (5 ejercicios fiscales inmediatos siguientes).
  • Trasladar excedentes acumulados (en los 3 ejercicios fiscales anteriores) en los que el importe de intereses efectivamente deducibles resulte inferior a los topes previstos.

Recordemos, que con anterioridad a la reforma, la limitación aplicaba para aquellos intereses financieros generados por deudas con sujetos vinculados del exterior, que estaban sujetos a una alícuota de retención menor del 35% y considerando el ratio 2.1 (relación deuda capital).

Este cambio introducido por la reforma, tendría impacto en la gran mayoría de los proyectos de energías renovables, en la medida que los mismos se encuentren financiados por sujetos vinculados, sean o no residentes (anteriormente aplicaba únicamente con sujetos no residentes).

Asimismo, debemos esperar la reglamentación a fin de conocer el nuevo ratio, que resulte comparable con el 30% del EBITDA, de manera de analizar de forma precisa el impacto en los proyectos.

Revalúo impositivo y contable

Se establece la posibilidad de efectuar la revaluación contable e impositiva de ciertos bienes integrantes del activo de los contribuyentes, cuyos valores se encuentran desactualizados luego de los procesos inflacionarios imperantes en la Argentina.

El revalúo es de carácter optativo, y sólo podrá utilizarse por única vez en aquellos cierres que se produzcan con posterioridad al 30-12-12017.

El revalúo aplica únicamente sobre bienes que se encuentran en el activo de las sociedades, se encuentren afectados a la generación de ganancias gravadas y hayan sido incorporados con anterioridad al 30/09/2017 (caso contrario el índice de actualización será igual a 1).

De optarse por el revalúo las sociedades deberán abonar un impuesto especial por única vez (no deducible del impuesto a las ganancias), cuyas tasas se encuentran en el rango del 5% al 15% según el tipo de bien a revaluar.

Cabe destacar, que con este revalúo las sociedades actualizan el valor de sus bienes y por ende el del cargo de las amortizaciones, ajustándolos a valores más representativos de mercado.

Recordermos, que la primera licitación de proyectos de energías renovables bajo el programa RenovAr tuvo lugar en el año 2016, y a hoy la mayoría de las inversiones en bienes no se han realizado, motivo por el cual es un punto de la reforma que tendría bajo/nulo impacto en la carga fiscal de los proyectos de energías renovables presentados bajo el programa RenovAr.

Lea también: “Por Decreto, el Gobierno modificó el organigrama del Ministerio de Energía”

Actualización

Se establece un nuevo mecanismo de actualización en el impuesto a las ganancias, sobre el costo de los bienes adquiridos o inversiones efectuadas en los ejercicios fiscales que se inicien a partir del 1 de enero de 2018.

El nuevo mecanismo de ajuste se realizará sobre la base de las variaciones porcentuales del Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) que suministre el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), según las siguientes consideraciones:

  • Ejercicios que inicien en 2018: aplica el ajuste si la inflación del ejercicio es superior al 33,33%.
  • Ejercicios que inicien en 2019: aplica el ajuste si la inflación acumulada por los ejercicios 2018 y 2019 resulta superior al 66,66%.
  • Ejercicios que inicien en 2020 y siguientes: aplica el ajuste si la inflación acumulada en los últimos 3 ejercicios es superior al 100%.

Recordemos, que desde abril de 1992, se encontraba suspendido el ajuste por inflación impositivo, considerándose solamente los valores nominales tanto de los bienes de cambio como de los bienes de uso, entre otros.

Dicha situación implicó, tomar en consideración valores históricos a la hora del armado del flujo de fondos de los proyectos de energías renovables, aun en el caso de un contexto inflacionario, motivo por el cual este punto tendría un alto impacto en la rentabilidad de los proyectos, en la medida que el gobierno no pueda controlar el aumento de precios por encima de los parámetros fijados.

Consideraciones finales

Finalmente, debemos tener en cuenta que la reforma en cuestión ha sido de carácter amplia y afectó a todo el sistema tributario argentino. Hasta aquí, hemos expuesto desde una óptica profesional, lo que a mi entender resultan los puntos de mayor impacto en los proyectos de energías renovables amparados bajo la Ley 27.191.

Asimismo, y dada la extensión del tema, en próximas colaboraciones estaré analizando el impacto de la reforma en otros impuestos (i.e. impuesto al valor agregado).

Un Comentario

  1. Pirata dice:

    Excelente nota! Gracias por adelantado por las que vengan más adelante!

Dejanos tu comentario sobre este artículo