30 de octubre de 2018

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés.
[email protected]
Twitter: @GastonFenes

Goldwind recibe sus primeros aerogeneradores en Puerto Madryn para los proyectos Loma Blanca

El fabricante chino avanza en la construcción y desarrollo de las cuatro etapas del parque eólico “Loma Blanca”, en Chubut, que suman aproximadamente 250 MW, y “Miramar”, ubicado en la Provincia de Buenos Aires por otros 100 MW. En este contexto, sus directivos definen detalles para instalar una planta ensambladora de partes -nacelle y buje – en dos localidades “claves” para la logística. ¿Cuáles son?

Carolina Rodríguez, Gerente de Inversión y Desarrollo de Goldwind, participó como exponente en el congreso “AIREC Week”, desarrollado días atrás en la ciudad de Buenos Aires, en el reconocido Hotel Hilton.

En esta oportunidad, la reconocida experta en energía eólica, brindó información concreta sobre los pasos que dará la compañía en el negocio argentino, tras haber adquirido los proyectos “Loma Blanca I, II, III y VI”, en Chubut, y “Miramar”, ubicado en la costa atlántica bonaerense.

“Ya tenemos los cinco proyectos en etapa de construcción con excavaciones, caminos internos y estamos avanzando con la parte eléctrica”, detalló en su presentación. A priori, asegura que la idea es cumplir con los compromisos de entrada en operación comercial (COD) y así inaugurar los cinco emprendimientos en 2019.

En este contexto de negocios Goldwind se dispone a radicar una planta de ensamblaje de aerogeneradores en Argentina. Según anticipó Rodríguez, se barajan dos alternativas de localización: “estamos buscando el socio estratégico en Bahía Blanca y Mar del Plata”.

Lo cierto es que la decisión ejecutiva ya está tomada desde casa matriz. “Empezamos a hacer los estudios. Presentamos carpeta en la Secretaría de Industria y ante el INTI con la intención de realizar el proceso de fabricación en la zona real eólica, desde el centro de la Provincia de Buenos Aires hacia el sur, para evitar los problemas que están teniendo otras empresas con la logística”.

Lea también: «Directivos de Goldwind anuncian importantes apuestas sobre el mercado argentino»

En principio, Rodríguez  explica que “vendría a la Argentina personal de la empresa para transferir el know-how” pero aclaró que “la idea es que sea cien por ciento empleo local”.

Hasta ahora, en lo que respecta a la construcción, Goldwind ha sabido sortear los inconvenientes de un mercado en nacimiento como el argentino.

En palabras de Carolina Rodríguez, se explica así: “Hemos tenido el soporte del Gobierno para resolver algunos temas que han ido surgiendo. Por ejemplo, han surgido impuestos y tasas que no estaban previstas al momento de la evaluación de adquisición de los proyectos, pero estamos a tiempo de resolverlo”.

Mediano y largo plazo

¿Cuál es la proyección de Goldwind en el país? Con 350 megavatios en construcción, el gigante asiático ratificó el rumbo estratégico en Argentina: “queremos mantener el market share que tenemos a nivel mundial: ser terceros”.

El objetivo se está cumpliendo, ya que de acuerdo a los datos que maneja este portal de noticias se ubica detrás de Vestas (1.5 GW) y de Nordex Group (550 MW), dos firmas que también van a ensamblar puertas adentro.

Expectativa “MINIREN”, cuestión de escala

La licitación que será publicada en los próximos días por el Gobierno Nacional para desarrollar emprendimientos de renovables por 400 MW en módulos de hasta 10 MW, en el actual formato, no genera demasiado atractivo para los grandes fabricantes eólicos.

“Si elevan los 10 megavatios de límite es una posibilidad para seguir creciendo, pero la intención de Goldwind en Argentina es utilizar máquinas de 3.2 y 3.4 MW, y en esa escala se puede perder el 30% de generación ante la salida de un equipo, lo que dificultaría la financiación del proyecto”.

La medida de equilibrio para el sector eólico estima que “tendría que ser de entre 20 y 40 megavatios, dependiendo de la infraestructura de conexión que sea necesaria hacer”.

Dejanos tu comentario sobre este artículo