06 de octubre de 2016

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica.
[email protected]

Fuga de talentos desde la industria petrolera hacia las energías renovables

Los bajos precios del crudo desde hace unos años están provocando que la industria petrolera haya perdido atractivo y rentabilidad. Esta caída, que ha afectado a todas las empresas de Oil & Gas, está haciendo que dirija su atención hacia el mercado de las energías renovables, produciéndose una migración de profesionales de un sector a otro. José Manuel Casla, director del Departamento de Oil & Gas, Energías Renovables y Construcción de ECB Engineering Firm, lo analiza en este artículo.

Con la bajada de precio del barril de crudo que experimentamos desde hace unos años, la industria petrolera ha visto disminuir notablemente la rentabilidad obtenida entre los procesos de extracción, tratamiento y distribución del mismo y el retorno que se obtiene de su venta.

Esta caída, que ha afectado notablemente a todas las empresas del sector Oil & Gas, ha golpeado con especial fuerza a las refinerías, que se han visto obligadas a buscar nuevos nichos de mercado y concentrarse, no tanto en el petróleo, sino en sus derivados.

Paralelamente a esta tendencia, la reutilización de los recursos naturales se ha convertido en uno de los temas de interés principal para la ciudadanía y el gobierno. Es entonces cuando las Energías Renovables cobran fuerza. Explotar los recursos propios y más abundantes de cada región permite a los países no depender del resto para abastecerse energéticamente.

Ante este panorama, las empresas de Oil & Gas ponen sus ojos en el mercado de las Energías Renovables, produciéndose una migración de profesionales de un sector a otro. Lo cierto es que, aunque pueda parecer que su actividad es muy diferente, ambos sectores mantienen una estrecha relación, pues muchas plantas de energía, especialmente las eléctricas, funcionan gracias al abastecimiento de gas o crudo.

Los perfiles que hayan trabajado en el tipo de plantas antes mencionadas tienen más oportunidades de ser reubicados en empresas dedicadas a las renovables. Aquellos que tengan más que ver con la gestión de proyectos, como los directores de proyecto o planificadores, serán además los que encuentren más facilidad para pasar de un sector a otro. En estos casos, el mayor factor a tener en cuenta será la envergadura económica de los proyectos con los que han trabajado, por delante incluso de la experiencia que tengan en el sector de las renovables. Así, por ejemplo, será mejor valorado un director de proyecto del sector petróleo que haya manejado proyectos de 500 millones y sin experiencia en renovables, que uno con experiencia pero con proyectos de 300 millones.

El mayor problema para dar el salto de Oil & Gas a Renovables lo encuentran aquellos perfiles con una alta especialización o que únicamente se han dedicado a las refinerías, los cuales se enfrentarán a más dificultades que aquellos que han trabajado en ciclos combinados, ya que estos últimos han manejado áreas compartidas  con el sector energía.

Profesionales cada vez más demandados

En el último año y medio, las consultoras de selección de personal han visto incrementarse significativamente la demanda de perfiles muy específicos de renovables. Como en todas las áreas, los profesionales con mayor especialización suelen ser además los mejores pagados, ya que su demanda es mayor que la oferta. Fenómeno que ocurría también hace unos años con los profesionales del sector Oil & Gas y que hoy en día son los más complicados para reubicar en otras disciplinas. Abriendo el debate de todos los profesionales de áreas técnicas sobre cuán especializados quieren ser.

En general, en España nos caracterizamos por tener perfiles menos especializados, pero con mayor experiencia en distintas áreas, que los ingenieros de otros países, lo que nos hace tener una mayor capacidad de adaptación y ser más resolutivos, factores que nos convierten en perfiles “atractivos”, laboralmente hablando, para el resto de países.

En definitiva, los tiempos cambian y las formas de producir energía también. Cada vez son más los países que apuestan por estas nuevas energías, respetuosas con el medio ambiente. Costa Rica es uno de los mejores ejemplos, habiendo llegado incluso a pasar varios meses abastecida únicamente por energías renovables.

Pronto, el resto de países avanzará en la carrera por la sostenibilidad energética y adaptarse o no a la industria de las renovables marcará la diferencia para muchos. Esto no significa que el sector de Oil & Gas vaya a desaparecer y que todos sus profesionales deban migrar a otras disciplinas, pero sí que estamos frente a grandes cambios de uno de los recursos con mayor influencia en el mundo, que lejos de dejarnos indiferentes nos empuja a adaptarnos a las nuevas tendencias energéticas.

Fuente: http://www.energias-renovables.com/articulo/fuga-de-talentos-desde-la-industria-petrolera-20161005/

 

Dejanos tu comentario sobre este artículo