12 de febrero de 2019

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @Nandatuit

Fabricante de torres eólicas SICA en alerta por la incertidumbre del negocio hacia 2020

En conversación con Energía Estratégica, Leonardo Simonutti, director de Haizea-Sica S.A, empresa argentina productora de torres eólicas, mostró su preocupación por las barreras que impedirían incrementar negocios en el país más allá de 2019.

En cuanto al proceso productivo en el sector renovable de Argentina, este 2019 marcha de acuerdo a lo previsto por empresarios locales. Sin embargo, el año próximo es un signo de interrogante a los efectos de la fabricación de más componentes provenientes de la industria nacional.

Tres principales factores serían condicionantes para que se pueda o no crecer en producción local para proyectos renovables en el país según el director de Haizea Sica S.A, Leonardo Simonutti.

“Entiendo que en esta problemática del mercado confluyen el riesgo país que es económico, el riesgo electoral que suma el factor político y la capacidad de transporte que está limitada al máximo”

Si bien la producción para la industria eólica permanecería en movimiento motivada por algunas provincias que están tratando de impulsar negocios renovables, existiría un problema que deja en vilo al sector y este estaría dado por inversiones que aún no se concretan, en parte, porque no hay espacio en la red para nuevos grandes proyectos. 

“Más allá de que en el 2018 no hubo RenovAr ronda 3 para proyectos de una gran escala, siguiendo lo que dicen los protagonistas del mercado: es primeramente necesario aumentar la capacidad de transporte de energía. Por lo tanto, considero que podemos tener riesgo país de 100 puntos y una economía poco estable, pero si no tenemos capacidad de transporte para la energía eléctrica tampoco podemos hacer mucho”.

Esta situación del mercado renovable se vio perjudicada por las líneas caídas del esquema PPP. Para hacer frente a esto, ya algunos especialistas del sector confían que a mediados del 2019 estarán en marcha nuevas licitaciones para líneas eléctricas. 

Ahora bien, el 2020 sigue resultando un año complicado aunque se adjudiquen nuevos emprendimientos en la licitación del Gobierno RenovAr ronda 3 MiniRen y se convoquen o no a nuevas subastas para grandes proyectos de generación. 

“No importa el proyecto, si es chico o grande, lo que importa es que se cumpla la Ley de energías renovables; si esta se cumple, van a haber proyectos chicos, medianos y grandes. Mientras no se cumpla la ley –porque no hay capacidad de transporte y porque faltan inversiones que se detienen por los altos riegos en el que se encuentra este mercado que además es muy volátil–, no habrán proyectos. Y no sólo hay que mejorar económica y políticamente para que se cumpla la ley, también se deben hacer las inversiones correspondientes”

Hasta tanto suceda aquello, este año se avanza fabricando en función del mercado 2017-2018. Tal como informó este medio el año pasado, Haizea-Sica tiene una capacidad máxima de 130 torres por año y ha logrado cerrar órdenes de compra para unos 10 parques eólicos que le están demandando a la planta alrededor de 90 torres. Sumado a aquello, nuevas posibilidades de expansión en el mercado local surgen. 

“Frente a la situación actual del mercado renovable local, nosotros –como fabricantes de torres eólicas que también apostamos al crecimiento del país– inclusive estamos analizando como próximo proyecto fabricar otros componentes para renovables. Esto, si bien todavía está en evaluación del plan de negocios, es algo que aspiramos hacer para crecer en el país”.

Dejanos tu comentario sobre este artículo