09 de agosto de 2018

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @nandatuit

Escenarios energéticos 2040: un primer balance de los alcances y limitaciones del ejercicio

La transición hacia la generación renovable será inevitable, coinciden los escenaristas, sin embargo hay variables que se podrían reconsiderar para lograr una proyección a largo plazo de mayor consenso. ¿Cuáles son las primeras reflexiones al respecto?

Se desarrolló con éxito el segundo encuentro “Hacia una Visión Compartida de la Transición Energética Argentina al 2050”. Allí, representantes de la academia, la sociedad civil y privados expusieron los avances de ejercicios realizados durante este año, que proyectan a largo plazo la matriz energética del país.

Participaron los miembros de la Plataforma Escenarios Energéticos, iniciativa que desde hace 6 años buscar crear espacios dedicados a la generación e intercambio de proyecciones sobre el sector.

De ahí confluye el programa “Escenarios Energéticos Argentina 2040”, que se encuentra en su tercera edición y que a diferencia de sus antecesoras incluye 9 equipos de trabajo (antes eran 6).

Uno de los modelos de matriz presentados en el primer panel fue el trabajado por la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER). Al respecto, su presidente Marcelo Álvarez, comentó que el caso presentado abre la posibilidad de generar un mix de renovables con una penetración de un 70%, lo que daría precios más bajos de lo que tenemos ahora, evitando nuevas barreras arancelarias que podremos enfrentar.

Esto sería posible no sólo por la incorporación de megaparques en zonas privilegiadas sino también por generación renovable descentralizadas cerca del consumo, sumado a un apoyo con hidroeléctricas de mediano salto y bioenergías.

En un segundo panel, el movimiento ecologista Los Verdes presentó un escenario que supera al anterior en su participación de energías renovables para el 2040, un 77%.

La presidente de la Junta Directiva de Los Verdes, Elba Stancich, detalló que para conseguir estas cifras avanzaron sobre la desnuclearización de la matriz al 2040, incorporaron la biomasa sin afectar la biodiversidad y evitaron agregar hidroeléctricas de río de llanura.

Otro de los escenaristas que conversó con Energía Estratégica fue Enrique Maurtua Konstantinidis, Asesor Senior de Política Climática de la Fundación Ambiente y Recursos Ambientales (FARN), cuya organización participó de los ejercicios junto a la Universidad Nacional del Centro (UNICEN). El mismo destacó que el escenario de su equipo, en sintonía con los antes descritos, es de los más altos en incorporación de renovables a la matriz.

Sin embargo, para ir camino a un gran porcentaje de generación de energías limpias, los expertos advierten que hay ciertas variables que si no son contempladas hoy, pueden perjudicar la participación de las renovables y generar otros impactos en los escenarios proyectados.

Un ejemplo de esto son ausencias que tienen que ver con movilidad eléctrica, acumulación en la movilidad eléctrica, sustitución de vectores energéticos como hidrógeno.

“A la hora de tomar una decisión sobre cuánta penetración de movilidad eléctrica incluir, pusimos en la balanza también cuáles serían los impactos ambientales en una decisión de este tipo”, dijo Enrique Maurtua Konstantinidis.

Lea también: “Escenarios energéticos: expertos presentan proyecciones de la situación energética argentina al 2040”

De modo similar se puede pensar una transición con biocombustibles cuidando la competencia que puede generar la generación de combustible a partir de productos del agro con la producción de alimentos; todas son cuestiones a evaluar, por eso, Konstantinidis aconseja ser cautos en la incorporación de insumos al asegurarse contemplar antes todas las variables ambientales posibles.

“Hay cosas que son más fáciles de decir pero no tan fáciles de modelar con las restricciones que tiene el LEAP (software: Long-range Energy Alternatives Planning)- agregó Marcelo Álvarez–. Veo buena voluntad del lado del Comité Técnico, pero no la cantidad de recursos técnicos, humanos y tiempo como para poder tener un modelo que sea más sofisticado”, consideró.

Otras de las divergencias que presenta el ejercicio es que en la práctica se toman escenarios “muy conservadores” de precios futuros, que ya fueron superados hoy en algunas tecnologías, lo que la convierte en una curva escéptica sobre la que se está trabajando.

Con esto, los expertos advierten que se está trabajando con un error ya cometido por otros escenaristas internacionales por ser demasiado prudente en la proyección de precios (ver gráfico) y eso castigaría las conclusiones de los escenarios imperativos en renovables; de modo que, cuanto más renovables se incorporan en la matriz, se presenta como mas cara o menos eficiente la reserva.

“A nosotros nos pasa lo mismo que les pasó a organizaciones como el Consejo Consultivo Científico para el Cambio Global (WBGU), Greenpeace o a la Agencia internacional de Energía (IEA), en distintos años. En nuestro caso, en el 2012 nos pusimos valores para el 2030 que ya en el 2015 estaban más bajos, en el 2014 hicimos los mismo y desde el 2016 que hay precios más bajos, lo que estamos poniendo para el 2040 son precios que ya hoy tenemos en Argentina”, finalizó Álvarez.

Aunque el ejercicio presenta estas y otras limitaciones, los escenaristas consultados coinciden en que se conquistó un primer objetivo iniciando el debate en pos de conseguir los primeros consensos, con fundamentos técnicos avalados por la variedad de actores participantes.

Lea también “Escenarios Energéticos al 2040: la generación de empleo es el indicador más complejo sobre el que se trabaja”

La jornada matutina que despertó todas estas consideraciones iniciales fue impulsada por el Comité Ejecutivo de la Plataforma Escenarios Energéticos, que está conformado por el Ministerio de Energía (MINEN), el Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), el Centro de Estudios de la Actividad Regulatoria Energética de la UBA (CEARE), Fundación Avina y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Tal como sucedió en ediciones anteriores, se prevé que el Comité Ejecutivo convoque a rondas abiertas al publico luego de confeccionado el documento final, para que de la exposición de cada uno de los escenaristas, los asistentes puedan comprender en detalle el ejercicio y sacar sus propias conclusiones de los modelos presentados.

Dejanos tu comentario sobre este artículo