18 de mayo de 2017

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés
[email protected]

Enseñan sobre renovables para solucionar servicios de sectores vulnerables

Un grupo de arquitectos e ingenieros expertos en energías renovables y sustentabilidad formaron una asociación, interesados solucionar las dificultades que millones de personas en nuestro país tienen para acceder a servicios básicos como agua caliente o energía eléctrica. ¿Cómo lo hacen? Lo interesante es que involucran en el proceso constructivo a las propias familias, para que luego puedan aprender los conceptos y darle mantenimiento a cada módulo.

Pablo Castaño, ingeniero industrial de 30 años, co-fundador de Sumando Energías, contó sobre el proyecto en una entrevista de Energía Estratégica.

¿Cómo surge la iniciativa de Sumando Energías?

Nació en Septiembre de 2014 producto del trabajo desarrollado como voluntario de la ONG Techo durante años y habiendo constatado la falta de acceso que tienen las familias en los sitios donde se construyen las casas de emergencia a servicios tan básicos como agua caliente. Buscaba desde la ingeniería mejorar las condiciones de vida de familias carenciadas, haciendo hincapié en que fuera mediante conceptos de sustentabilidad. El primer foco del proyecto fue el acceso a una ducha de agua caliente. Luego de hacer extensas pruebas piloto en el desarrollo y construcción de colectores solares con materiales reutilizados y de haberlos adaptado para que en invierno funcionen también en latitudes y climas como el de Buenos Aires, construimos el primer módulo de ducha+colector solar de alto rendimiento. Además trabajamos en otros proyectos para que las familias puedan acceder a servicios básicos siempre mediante conceptos de sustentabilidad: inodoros con tratamientos de aguas negras, cocinas solares y captación de agua de lluvia.

¿Y cómo hacen el trabajo de campo? 

Organizamos talleres teórico-prácticos en la casa de la familia carenciada donde estudiantes universitarios, entusiastas en general o voluntarios de empresas en sus acciones de RSE vienen a aprender sobre energías renovables y a construir el colector solar+ducha junto a la familia. De esta forma, todos aprenden que con materiales reutilizables, como una botella PET, lata de gaseosa o tetrabrick, las familias pueden tener acceso a un servicio básico que antes no tenían cubierto con energía limpia y sin costo.

Por taller participan aproximadamente unas 30 personas, logrando por medio de esta forma de trabajo, un triple impacto:

– Medio ambiental con energías renovables y reutilización de materiales

– Social al integrar a la familia con voluntarios, aprendiendo entre todos a construir el colector solar y empoderándose de ese conocimiento

–  Salud al disminuir enfermedades y mejorar la higiene

¿Cómo mejora la calidad de vida de la gente?

Les permite a las familias tener una ducha con agua caliente sin costo de utilización, cuando antes tenían un acceso limitado a este servicio básico. Sea por medio de calentar agua en una garrafa y luego bañarse a mano con un jarrito o, mediante una resistencia eléctrica con el peligro de electrocución o de incendio. Algo que siempre nos destacan es la presión que tiene el agua de la ducha, siendo en muchos casos, especialmente para los más pequeños, su primer ducha con agua caliente.

Lo importante de construirlo in situ es que la familia se empodera de ese conocimiento y, le permite entre otras cosas, darle mantenimiento. También, escuchar a niños de 5 o 6 años decir que su agua se calienta con el sol es un lindo logro del proyecto.

Lo que buscamos demostrar es que las energías renovables son una realidad y, en este caso, que con materiales reutilizados ya se pueden aprovechar permitiendo que familias carenciadas accedan a un servicio básico que no tenían cubierto.

Debe ser una experiencia reconfortante…

Uno de los mayores logros de Sumando Energías es el caso de Evelin, una niña de 12, con quien construimos junto a su familia en Febrero de 2016. En la construcción estuvo ayudando en todo momento y, luego, nos acompañó en todas las construcciones como voluntaria a cargo de estaciones de trabajo, enseñando lo que había aprendido. Casos de empoderamiento como este o el de otros niños, están entre los mayores logros del proyecto.

<
>

¿Cuáles son los desafíos para los próximos años?

Este año queremos superar las 100 familias en total y en los próximos años esperamos poder llegar a más de 100 familias por año con las duchas solares e ir creciendo en los demás rubros que completan la vivienda sustentable. Además, poder llegar al resto del país con nuevas sedes y seguir fomentando el proyecto en otros países. Como ya sucedió en Antofagasta, Chile, donde por medio de un voluntario que estuvo de intercambio en Argentina, se logró replicar con éxito el proyecto en su ciudad natal.

Contactos de “Sumando Energías”:

www.facebook.com/sumandoenergias

www.sumandoenergias.org

[email protected]

4 Comentario

  1. Fabián villazuela dice:

    Excelente iniciativa. Felicitaciones!

  2. Celia Canales dice:

    Muy bueno mantener en el tiempo un proyecto de esta índole. Felicitaciones.

  3. Jose Maria Cadtagnini dice:

    Muy buena la iniciativa de energias sustentables!!! Muy bueno el proyecto mayor

  4. Rodolfo Matzi dice:

    Felicitaciones a ” Sumando Energías ” de transmitir conocimiento de energías renovables y conscientizar la sustentabilidad y crear una mejora en la calidad de vida en las personas.

Dejanos tu comentario sobre este artículo