06 de noviembre de 2018

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica.
[email protected]

En el show de Roger Waters, los generadores de energía funcionarán con biodiésel

Los equipos y maquinarias del concierto utilizarán aceite reciclado de cocina para reducir la huella de carbono. Todo un ejemplo de conciencia ambiental y sustentabilidad.

El próximo 6 de noviembre, Roger Waters se presentará en la ciudad de La Plata para dar el primero de sus dos shows programados en Argentina. Pasadas las 21, cuando se enciendan las luces del escenario, algo habrá diferente en la atmósfera que rodea al Estadio Único. Algo que será imperceptible para los miles de fanáticos que estarán vibrando con la energía del ex Pink Floyd, pero no para los que estén detrás del escenario.

Ellos notarán un llamativo olor a fritanga proveniente de los caños de escape de los generadores de energía que harán funcionar la totalidad de los equipos y maquinarias utilizadas en los shows. Es que, en esta oportunidad, estarán alimentados con biodiésel puro (B100), un biocombustible que reduce en al menos un 75% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto al combustible fósil.

Esta iniciativa, que busca demostrar que existen soluciones concretas para reducir la huella de carbono ya cuenta con antecedentes en este tipo de eventos. El primero, en octubre de 2010 durante el recital de Bon Jovi en el Estadio de River se ahorraron más de 10 toneladas de emisiones de CO2 utilizando B100. En aquella oportunidad el biocombustible fue provisto por la firma santafecina Unitec Bio.

Los recitales del músico inglés estarán enmarcados dentro de la campaña “Reduce tu Huella” cuyo objetivo es mitigar el efecto que tienen los espectáculos en general y hacer de la industria del entretenimiento una herramienta de concientización. En esta oportunidad, el biodiesel también provendrá de Santa Fe, pero tiene la particularidad de estar elaborado a partir de aceite vegetal utilizado (el aceite de cocina descartado). La firma Bio2G, que recolecta el aceite en varios puntos de la ciudad de Rosario, será quien provea del biocombustible.

El legendario bajista de Pink Floyd, hasta principios de los 80', siempre mostró un fuerte compromiso político y ambiental.

El legendario bajista de Pink Floyd, hasta principios de los 80′, siempre mostró un fuerte compromiso político y ambiental.

Quemar el AVU en forma de biodiesel tiene una ventaja adicional. Lo hace desaparecer del sistema. Así, se evita por un lado su vertido en cloacas o alcantarillas que causa daños al ambiente, y por otro, el riesgo que vuelva a ser utilizado como alimento. Al recalentarse sucesivamente se forman determinados compuestos aldehídos indicados como causante de enfermedades neurodegenerativas y de ciertos tipos de cáncer.

Waters llega a la Argentina en el marco de su gira “Us + Them”, nombre de uno de los temas emblemáticos del maravilloso álbum The Dark Side of the Moon. Según Waters, la lista de temas incluirá una mezcla de material de su larga carrera, como parte de Pink Floyd y algunas canciones nuevas. “Probablemente el 80 por ciento será material antiguo y el 20 por ciento nuevo”, declaró.

The Wall, el álbum símbolo de Pink Floyd retrata las vivencias del mismo Waters, tras la muerte de su padre durante la segunda guerra mundial. Según cuenta la historia, fue en esta guerra donde el biodiésel comenzó a utilizarse en forma masiva. Si bien a comienzos del siglo XX Rudolph Diesel presentó su formidable invento en París haciéndolo funcionar con aceite de maní, hasta comenzada la guerra su aplicación fue cuanto mucho experimental.

Lea también: “Conclusiones de Experiencia BioBus: cómo funcionan colectivos que utilizan 100% de biodiesel”

Los alemanes, escasos de combustibles comenzaron a estudiar alternativas a los combustibles fósiles. Notaron que los aceites vegetales tenían muy buenas propiedades en la combustión, pero su alta viscosidad traía problemas en los sistemas de inyección. Descubrieron entonces que mezclando el aceite con un alcohol liviano- como el metanol- lograban reducir su viscosidad al 10%. Esta reacción, conocida como de transesterificación, logra valores similares al del gasoil pudiendo mantener las mismas propiedades en la combustión que el aceite. Este hito, es considerado por varios como el origen del bioidiésel.

Elsbett y Deutz, dos empresas alemanas desarrollaron posteriormente motores de ciclo diésel adaptados para funcionar con aceite. En la década del 80, Mercedes Benz presentó un automóvil equipado con un motor Elsbett y pudo demostrar su mayor rendimiento respecto a un diésel convencional. Este tipo de motores no logró imponerse en el mercado, prevaleciendo la idea de adaptar los combustibles a los motores y no los motores a los combustibles.

El biodiésel se ha convertido en una de las mayores herramientas para combatir el cambio climático. Por eso sería bueno que olor a fritanga se sienta también en las calles de las principales ciudades.

Dejanos tu comentario sobre este artículo