02 de marzo de 2018

Nanda Singh

Por Nanda Singh.
[email protected]
Twitter: @Nandatuit

Empresarios de energía solar reclaman normativa de proyectos de mediana escala

El debate por la reglamentación de la Ley de Generación distribuida está presente en el sector. Empresarios del rubro solar incorporan en el debate el planteo de una necesidad fomento para proyectos entre 1 y 5 MW alrededor del país.

En Argentina, hay un creciente interés de pequeños usuarios para volcarse en la alternativa de la autogeneración para reducir el costo del consumo eléctrico. Empresarios concuerdan en que el mercado es incipiente por ahora y que faltan recursos, como el marco reglamentario, para el desarrollo de parques solares de pequeña y mediana escala alrededor de todo el país.

Desde el sector de renovables se prevé que este año deberá llevarse a cabo la reglamentación de la Ley 27.424 “Régimen de fomento a la generación distribuida de energía renovable integrada a la red eléctrica pública” (ver en línea), por lo que estos primeros meses hay mucho interés en el debate sobre los puntos que no se deberían descuidar para realizar un mejor tratamiento. 

La reglamentación ayudaría más que nada a una mejor y más rápida implementación, en la medida en que los distintos actores tengan “las reglas del juego” claras. Fabricantes, instaladoras y distribuidoras plantean en la antesala del debate los aspectos técnicos a tener en cuenta en las distintas tecnologías y en las certificaciones de equipos pero más que nada ponen especial atención a los requisitos para las conexiones a la red y beneficios para proyectos de pequeña y mediana escala. 

Empresarios acordaron al decir que la reglamentación va a ser clave para que estos usuarios tengan algún sentido económico, un incentivo real, para incorporar energía renovable, más allá de los beneficios ambientales. 

“Si tomamos en cuenta las tarifas de hoy y lo que cuesta instalar un sistema solar hogareño, estamos hablando de un periodo de repago de la inversión que está rondando los 10 años. Creo que para la gran mayoría de los usuarios es un número que no lo motiva demasiado”, consideró Rodrigo Herrera Vegas, Cofundador y Director de Grandes Proyectos de “Sustentator Energías Renovables”

“Sería prudente mantener algunos beneficios fiscales a la importación y subsidios de tasas especiales para una amortización rápida. Específicamente para los domiciliarios o para las pequeñas instalaciones, ya sean de comercios o industrias pequeñas. Opino que sería razonable alcanzar amortizaciones de 4 años para un financiamiento bancario”, opinó el presidente de “Surland Technologies S.A.”, Christian Schiano.

En relación a esto y con respecto a impulsar pequeños parques a través de Licitaciones Rodrigo Herrera Vegas afirmó que “sin dudas, esos proyectos de 1 MW – 5 MW  tienen que licitarse a nivel provincial, municipal o de empresas y tendrían que tener los mismos beneficios que en RenovAr, como poder importar los equipos con arancel cero”.

Otro tema importante para el sector es preguntarse por ejemplo “si una persona está consumiendo 700kWh por mes y pone un sistema solar que le genere 350kWh por mes, después ¿va a quedar recategorizado dentro de la tarifa de lo que queda de lo de 350kWh o va a seguir en 700kWh?, ¿gracias a los 350kWh va a bajar de tarifa de la distribuidora? porque si lo permite bajar de tarifa va a lograr un repago mucho más rápido que si lo obligan a quedarse en la misma tarifa”, agregó Rodrigo Herrera Vegas. 

Lea también: “Ley de Distribuida: expectativas en privados pero incertidumbres en su aplicación”

Así mismo, para que la reglamentación sea una buena experiencia, “no se debería exagerar con las exigencias, como puede ser el caso de pedir protecciones redundantes a los tableros si es que la protección ya está en el inverter, por ejemplo si vos tenés un inverter con ciertas protecciones y las replicas en el tablero se te puede duplicar o triplicar el costo de instalación del sistema, y eso desde el punto de vista regulatorio sería bueno que se evite”, previó Christian Schiano. 

En cuanto a cómo certificar los instaladores y hacer una calificación completa Schiano sugirió que, si bien esta puede ser exhaustiva debería ser de alguna manera aleatoria para que no se tenga que certificar cada instalación (para bien o para mal), por las demoras en el tiempo cuando se hace una instalación. “Las instalaciones domiciliarias por ejemplo son de bajo monto entonces no podés estar una semana concretando una instalación, tenés que hacerlo y resolverlo en poco tiempo”, consideró. 

Finalmente, coincidiendo con testimonios que Nicolás Brown dió a Energía Estratégica (ver en línea), Rodrigo Herrera Vegas consideró que hay un gris grande donde claramente hacen falta beneficios para ese tamaño de proyectos. “Si tomamos los proyectos como una empresa que trabaja de lunes a viernes, ¿qué pasa con esa energía generada sábados, domingos y feriados?, en principio la estaría inyectando o tendría que apagar los inversores de corriente y teóricamente la ley de inyección a la red no tomaría a ese gran proyecto como tal, entonces no le descontaría de la factura esa energía y esa empresa no va a estar regalando la energía de excedente que tiene en las 52 semanas del año”.

Dejanos tu comentario sobre este artículo