19 de mayo de 2017

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica
[email protected]

Contratos entre privados: Sebastián Kind aseguró que trabaja en un “borrador”

Así se expresó el Subsecretario de Energías Renovables de la Nación. Sebastián Kind, respecto de la regulación que autorizará a generadores firmar contratos para la comercialización de energías limpias.

Sebastián Kind es el cerebro verde en el ministerio de Energía que conduce Juan José Aranguren. Ocupa el cargo de subsecretario de Energías Renovables y fue responsable de uno de los programas más exitosos de la cartera: las licitaciones de energías limpias. Las RenovAr 1 y 1.5 recibieron ofertas por varias veces el cupo requerido y consiguieron precios que sorprendieron al mercado eléctrico de la región por sus bajos valores.

En una entrevista con el diario de “Río Negro Energía” desestimó las críticas por supuestas subestimaciones de costos en los proyectos licitados. “Los que creyeron que los precios iban a ser otros son los que estaban acostumbrados a otra Argentina”, dijo.

Reconoció que el objetivo de generación renovable para este año, del 8%, tendrá retrasos, pero aseguró que la meta del 20% para 2025 llegará en forma anticipada.

P- ¿Los precios de las próximas licitaciones serán más altos?

R- De ningún modo. No veo por qué. Los que creyeron que los precios iban a ser otros son los que estaban acostumbrados a otra Argentina. Cuando uno pone sobre la mesa las reglas de juego claras y desde el Estado se da al inversor seguridad, lo que termina ocurriendo es que se estructuran proyectos de largo plazo y eso hace que los precios sean el reflejo de lo obtenido.

Lo cierto es que si los precios hubiesen sido muy bajos, los proyectos no se construirían y hoy lo que está sucediendo en el mercado no nos dice eso, sino todo lo contrario.

P- ¿Los contratos entre privados pueden modificar los valores?

R- El precio del mercado es un precio que va en función de muchos componentes. Entre ellos la tasa del dinero propio de la empresa que hace el proyecto, la tasa de la deuda que consigue y fundamentalmente eso va contra el riesgo de cobro o el riesgo del comprador de la energía.

P- Se espera una resolución para regular este mercado ¿Tiene fecha?

R- . Esperamos contar con un borrador en las próximas semanas. La idea es hacer un proceso de tipo participativo, como lo hicimos con RenovAr. Vamos a estar abiertos durante un tiempo para recibir consultas y sugerencias. La resolución tiene cierta complejidad por eso llevó tiempo.

P- ¿La firma de los contratos de RenovAr están atrasados?

R- La respuesta es que no. Está en tiempo. La ronda 1 del programa, por una cuestión del volumen de proyectos que se adjudicaron y que requerían mucha documentación para la firma, lo logramos en tres instancias. El mes pasado se cerró la última con 1.142 MW que es el 100% de los proyectos.

Para la ronda 1.5 más que retraso ocurre lo contrario. Se anticipa la firma porque el pliego de bases y condiciones establecía 120 días desde la adjudicación y eso cae a fines del mes de mayo. Ya iniciamos la firma. Por esto decimos que no está demorado sino todo lo contrario, lo estamos anticipando.

P- ¿Los contratos firmados se pueden vender?

R- En cualquier mercado del mundo los proyectos como tales tienen el permiso de ser vendidos, cedidos o comercializados.

Nosotros planteamos un mecanismo para reducir al máximo la especulación -algo normal en cualquier mercado-, que asegura que quien suscribe la oferta y quien entrega las garantías pueda justificar la cobertura dentro de su balance. Es decir que tiene que tener una cantidad de patrimonio neto para poder ofertar y en función de eso se lo deja o no recibir la oferta.

Por esto sabemos que todos los que ofertaron están en condiciones de ir para adelante porque tienen el dinero para hacer el proyecto. Ahora eso no quiere decir que aun teniendo el dinero para poder hacerlo, quien es dueño de ese proyecto adjudicado no quiera o no pueda comercializarlo.

P- ¿Hubo casos de venta?

R- Por el momento en todo lo que se está adjudicando nadie nos informó que haya vendido. De cualquier manera que eso suceda no es para asustarse, lo que hemos hecho es minimizar la situación de especulación.

P- ¿Cuál es el futuro de las energías renovables en el país para el corto y el largo plazo?

R- En instalación hemos sacado entre RenovAr 1, 1.5 y la resolución 202 (que acomoda viejos contratos) cerca de 3.000 MW. Recién terminamos de firmar el 100% de la ronda 1 e iniciamos la firma de la ronda 1.5. A satisfacción de todos creemos que esto es algo muy conveniente para el país, estos proyectos vienen en tiempo y forma. Son los primeros que se van a materializar y en los próximos 12 y 30 meses tienen que entrar en operación comercial.

Respecto del largo plazo, lo que debe pasar es lo que dice la ley y nos hemos comprometido a cumplirla. La ley propone llegar con un piso del 20% de acá a 8 años.

P- ¿Es un objetivo alto?

R- Lo que tal vez quedó alto es el subjetivo del 8% inicial. La razón por la que sucede eso es porque el Congreso demoró muchísimo en sacar la norma. Lo cierto es que ese tiempo, que podría haber sido sustancialmente menor, hubiese dado más plazo a favor.

El 8% quizá quede cubierto unos meses corrido, pero si pensamos que Argentina ha hecho nada en la materia, hablar de meses es casi realmente algo menor. Lo que terminará pasando es que el 20% llegará antes del 2025 por lo que sólo queda apretado el primer escalón.

Fuente: Río Negro / Federico Aringoli.

Dejanos tu comentario sobre este artículo