13 de agosto de 2019

Gastón Fenés

Por Gastón Fenés.
[email protected]
Twitter: @GastonFenes

Contratos firmados: “Un eventual cambio de autoridades no debiera afectar la seguridad jurídica de los proyectos de RenovAr”

Gonzalo A. Viña y Carlos Cueva, abogados del estudio especializado Beccar Varela, analizaron en una entrevista para Energía Estratégica la situación y el futuro legal de los contratos de energías limpias que se firmaron durante la gestión de Mauricio Macri.

¿Hay seguridad jurídica de los proyectos de RenovAr adjudicados ante un cambio de autoridades?

Un eventual cambio de autoridades no debiera afectar la seguridad jurídica de los proyectos de RenovAr, ya sea adjudicados, en proceso de adjudicación o proyectos del MATER. Vale aquí recordar que uno de los argumentos más invocados como fortaleza para el desarrollo de la industria de las energías renovables fue el consenso político obtenido para gestar la ley 27.191: esta norma fue unánimemente sancionada por el Congreso de la Nación durante el gobierno anterior y reglamentada por el actual, quien se encargó de implementarla sobre dicha base. En tal sentido, podemos entonces concluir que fue clara la intención de ambos gobiernos de contribuir con el desarrollo de la industria de las energías renovables. En consecuencia, los resultados positivos obtenidos no debieran dar lugar para que el próximo gobierno cambie el rumbo sostenido a la fecha.

¿Se podría repetir la situación de la Resolución 202 que llamó a renegociar contratos de procesos anteriores a la Ley 27.191 ?

En principio, no, ya que entendemos que la situación difiere sustancialmente. No debemos soslayar que, en general, en los proyectos anteriores a la Ley 27.191 (Genren y Resolución 108/2011), además de presentar ciertas vicisitudes vinculadas al potencial estado de rescisión de dichos contratos, el precio que éstos consignaban era sustancialmente más elevado que aquellos precios registrados en los proyectos de las rondas del “Programa RenovAr”.

Sin embargo, desde nuestro punto de vista, la “renegociación” planteada por la Resolución 202/2016 no fue tanto vinculada a modificar los precios, sino, más bien que apuntó a la concreción de proyectos que tenían un muy buen potencial para contribuir al cumplimiento de la Ley 27.191 y que habían permanecido en un limbo, al no estar rescindidos los contratos ni ejecutadas las obras.

Por lo tanto, como señalamos en la respuesta anterior, no divisamos hoy circunstancia alguna que nos permita aventurar la necesidad de renegociación de los precios ya convenidos.

¿Qué herramientas legales tienen los proyectos adjudicados para defender sus contratos?

Existen variadas herramientas dispuestas en los contratos de abastecimiento de energía eléctrica renovable del “Programa RenovAr” que pueden permitir a los generadores cubrir eventuales riesgos, tales como: (i) cobro de sus ingresos a tasa de cambio oficial; (ii) distintas garantías de pago y de compra del proyecto –FODER, Letras del Tesoro, Banco Mundial–; (iii) opción de venta del proyecto ante ciertos supuestos –eventos de falta de pago, casos de inconvertibilidad del dólar estadounidense e intransferibilidad de divisas al exterior, entre otras causales–; (iv) procedimiento de arbitraje internacional para solución de controversias; y (v) incluso la posible aplicación de otros institutos jurídicos generales (por ejemplo,  régimen de protección de inversiones extranjeras para los casos que resulte aplicable).

¿Cómo evalúa el contexto para el lanzamiento de una nueva Licitación Ronda 4?

Desde el punto de vista estrictamente legal, no vemos hoy ningún tipo de barreras. Por el contrario, la manda legal de cubrir cierto porcentaje de la demanda con energía de fuente renovable está plenamente vigente y debiera mantenerse así sin importar el Gobierno de turno (en tal sentido, nos remitimos a lo expresado sobre el consenso político en la primera respuesta). Más aún, si el proyecto de licitación de Ronda 4 incluía la ampliación de redes de transporte asociadas a la generación -como era la expectativa que circulaba informalmente en el sector-, con más razón se justifica la necesidad de seguir adelante con este proyecto. No obstante, esta visión es concebida desde una perspectiva legal; la última palabra la tendrá el mercado.

Lea también: «Análisis financiero: cómo impacta la crisis en la estructuración de proyecto de energías renovables y qué particularidad existe en los de la Ronda 3»

Un Comentario

  1. Avatar Miguel dice:

    Mmmmm… En Argentina, siempre que viene un nuevo Gobierno, le gusta revisar para atrás… Y los jueces de vez en cuando tienen posiciones cambiantes a la hora de dictar fallos. Ojalá sea más o menos tranqui. Los que posiblemente no estén tranquilos son los funcionarios que han estado pasando y pueden haber pecado un poco de autoritarios o sectoriales.

Dejanos tu comentario sobre este artículo