24 de diciembre de 2018

Energía Estratégica

Por Energía Estratégica.
[email protected]

Cayó proyecto de energía por biomasa ante falta de respuestas de Nación

Un amplio proyecto para la generación de energía por biomasa en Santo Tomé (Corrientes) quedó trunco por una decisión del gobierno nacional. Es que si bien la empresa que se disponía a ejecutar la iniciativa había conseguido la financiación externa y había presentado la documentación pertinentes, la Nación no le otorgó la prórroga que solicitaba para la firma del convenio. Es más, de acuerdo a lo que remarcaron, ni siquiera fue respondido dicho pedido de prórroga, por lo que no se saben los motivos de esta decisión.

Desde la Asociación de Industriales de la Madera y Afines de Santo Tomé (Aimast) realizaron un pedido al Gobierno nacional de Mauricio Macri y provincial de Corrientes, a cargo de Gustavo Valdés, para que se revierta la caída del proyecto de la empresa Kuera Santo Tomé SA que buscaba la puesta en marcha de la planta de biomasa.

El asesor de la asociación, Alejandro Belsky, explicó a El Territorio la situación y la forma en que la Nación dio de baja la iniciativa, sin comunicar siquiera a la firma en cuestión, dejando incertidumbre respecto a lo que pasará con el proyecto y la financiación conseguida por la empresa, proveniente de un fondo estatal danés.

“Hay que tener en cuenta todo el movimiento económico que generaría esta planta, se trata de un impacto socioeconómico indudable, que implicaría nuevas fuentes laborales –se estima que 150 durante la construcción de la planta y 50 operarios durante la explotación–, además de otros puestos indirectos, como transporte, fletes”, señaló.
Y añadió que “para los aserraderos también es una gran iniciativa porque ayudaría a ubicar la biomasa. De un rollo, el 50% es biomasa (chip, aserrín, etcétera), por lo que poder comercializar a la planta le daría otro valor, y ni hablar de la parte ambiental, que no se debe perder de vista”.

La iniciativa

Belsky contó cómo se fue dando el proceso, desde el inicio del proyecto hasta que la empresa se enteró por los medios que se había caído el acuerdo.

“La empresa Kuera fue adjudicada en octubre de 2017 dentro del plan RenovAr 2.0 para la construcción de una planta de energía por biomasa en la ciudad de Santo Tomé, con una potencia de 12,9 megavatios”, dijo y ejemplificó que esa potencia es la que consume en la actualidad Santo Tomé.

De acuerdo a lo que relató el asesor de Aimast, luego de la adjudicación y de cumplimentarse los pasos siguientes, junto con las correspondientes garantías, el convenio con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) debía suscribirse en septiembre de este año. Sin embargo, Kuera pidió una prórroga, puesto que consiguió financiamiento por parte del fondo danés, pero se le solicitaba un plazo mayor para estudiar la iniciativa.

Lea también: “El Gobierno confirma la rescisión de cuatro contratos de energías renovables: se iniciará el proceso de ejecución de las millonarias garantías”

“Teniendo en cuenta el contexto nacional que se transitó en este 2018, a la empresa le costó encontrar financiamiento, pero finalmente pudo por parte de este fondo extranjero. Lo único que se pedía era un tiempo más y por eso se hizo el pedido, pero desde el Gobierno nacional nunca respondieron a ese pedido, que incuso se sabe que ya había sido otorgado a otros proyectos, es decir, no era algo que se podría llegar a dar por primera vez”, remarcó Belsky.

Al no contestarse el pedido, Kuera entendió que se convalidaba la prórroga. Pero, días después, se enteran por medios nacionales que se había caído el proyecto.

El pedido de los aserraderos

“Como no se firmó a tiempo la empresa perdía la oportunidad y se comenzaban a ejecutar las garantías, que por cada megavatio de energía, Kuera debió ofrecer una caución económica ante eventual incumplimiento”, detalló el asesor.

“Y además – especificó – no se debe dejar de lado la importancia que tiene que esta planta se ejecute, con lo que conlleva en empleo y economía para la ciudad”.

“El pedido es que se revea la decisión de suspender la firma del contrato entre Kuera y Cammesa por vencimiento del plazo y se dé lugar a la prórroga”, puntualizó.

Es que cada uno de los aserraderos locales tiene firmado un convenio de provisión de biomasa, en dólares, por quince años, con la empresa Kuera.

“De cada rollo que ingresa al aserradero, sólo se transforma en tabla un poco más del 50%, el resto es subproducto. Hoy ese subproducto casi no tiene mercado, de modo tal que si se consigue su comercialización, esto impacta directamente en la ecuación final del aserradero, vale decir, puede mejorar el precio final de su producto”, manifestó.

Fuente: El Territorio

2 Comentarios

  1. Pablo Caviedes dice:

    Estimados, me gustaría aclarar algunas cosas. No definendo al Gobierno Nacional ni mucho menos, al contrario estoy fuertemente en desacuerdo en un montón de decisiones del mismo pero eso no quita que se utilice todo lo que esté cerca de la mano en contra. Me gustaría aclararle al Señor Alejandro Belsky varias cosas, por ejemplo, que la adjudicación del proyecto no fue en octubre de 2017 sino que la resolución MEyM 473/2017 tiene fecha del 30 de noviembre de 2017. Además, es importante conocer que el proyecto como todos los demás debía firmar por pliego antes del 31 de Mayo de 2018, sin embargo, este proyecto como otros recibió tres (3) prorrogas para firmar el contrato correspondiente (cuando hubo proyectos que firmaron dentro del plazo original pero se entendió que fue necesario por la situación actual indicada). Estas prórrogas corresponden a 45 días hábiles por resolución 212/2018 (publicada el 18 de mayo de 2018) siendo la fecha límite el 7 de Agosto de 2018; luego 45 días hábiles por resolución 64/2018 (publicada el 8 de agosto de 2018) siendo la fecha límite el 10 de octubre de 2018; y finalmente 30 días hábiles por resolución 37/2018 (publicada el 11 de octubre de 2018) siendo la fecha límite 30 de noviembre de 2018 (si mis cálculos son correctos). Por este motivo, creo que es completamente tendencioso hablar de que el Gobierno Nacional no haya respondido a las necesidades del proyecto y a un pedido de una nueva prórroga cuando a la fecha 12 de los 14 proyectos de la tecnología biomasa, adjudicados en la Fase I de Renovar 2 y los 2 proyectos de la Fase II tienen sus contratos correctamente firmados y en tiempo.
    Para no desinformar sería interesante que se sincere y cuente por qué realmente no han firmado el contrato ya que el socio con capacidad financiera fue presentado y es NORCON SRL y son ellos los que deben responder por qué no se firmó el contrato incluso perdiendo la garantía de mantenimiento de oferta presentada de 25.000 USD/MW ofertado ( es decir, 323.000 USD que prefieren perder antes que firmar el contrato y poner en juego una garantía aún mayor).
    Muchas gracias

  2. Carlos Alderetes dice:

    Es clara la respuesta pero entiendo no este el medio y mucho menos sin saber quien es el que responde. Entiendo que hace a la transparencia de los procesos que estas cosas sean aclaradas oficialmente para que no haya dudas acerca que quien cumplió con los requisitos y evitar supuestos como a los que el título de la nota sugiere
    Como caso similar puedo citar a Ledesma SAAI que hizo una oferta por 40 Mw y sin tener respuestas del gobierno. **** ha sido una característica del gobierno de Macri

Dejanos tu comentario sobre este artículo