07 de mayo de 2018

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli.
[email protected]

Aumentará en un 7,5 % el precio del bioetanol, tras instrumentarse la nueva fórmula de medición del Gobierno

Entre hoy y mañana, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación estará publicando la nueva fórmula de precios para el biocombustible. Se espera un incremento en los precios de acuerdo a subas en el valor de la materia prima y la crecida inflacionaria.

En las próximas horas, o tal vez mañana, la tan esperada fórmula polinómica para determinar los precios del bioetanol se estará expidiendo. Sólo falta ultimar algunos detalles.

En base a este nuevo esquema, los bioetanoleros esperan precios en torno a los 15 pesos para el bioetanol a base de maíz y a 17,50 pesos por litro para el que se elabora con caña de azúcar.

Las cifras significan un aumento del orden del 7,5 por ciento para cada biocombustible en comparación con abril pasado, donde el Gobierno arbitrariamente –al carecer de un esquema de precios- fijó 13,16 pesos por litro para el bioetanol de maíz y 16,16 pesos por litro para el de caña.

Lea también: «El Gobierno publicó una fórmula provisoria para precios del bioetanol que conforma a los industriales»

Cabe destacar que la nueva fórmula de precios tendrá como horizonte a mayo del 2021, cuando finalice el régimen de precios regulados. Ésta fue trabajada conjuntamente entre funcionarios del Gobierno nacional y productores maiceros y azucareros (alcoholeros).

¿Más bioetanol en los automóviles?

Aprovechando este trabajo mancomunado, el Gobierno nacional convocará a los productores de bioetanol a conformar una Mesa de Trabajo, junto a los actores petroleros y los fabricantes de automóviles para evaluar qué capacidades reales existe para aumentar el consumo del biocombustible en los coches. La primera reunión tendrá lugar este mes.

Hasta ahora el corte de bioetanol en naftas es del 12 por ciento. Y se barajan distintas alternativas para aumentarlo.

Lea también: «Se constituiría una ‘Mesa de Bioetanol’ para analizar posibles reemplazos de nafta por biocombustible»

El sueño de los bioetanoleros es llevar aquel porcentaje a los mismos niveles que se manejan en Brasil desde hace ya varios años: un 27 por ciento del biocombustibles en naftas (E27) y la circulación de motores Flex Fuel, capaces de andar a nafta o a bioetanol indistintamente, pudiendo consumir hasta un 100 por ciento de combustible ecológico.

Por su parte, las petroleras y automotrices prefieren ser más cautos y avanzar en un aumento gradual.

Dejanos tu comentario sobre este artículo