30 de octubre de 2014

Guido Gubinelli

Por Guido Gubinelli.
[email protected]

Alberto Asseff: “Hay que intentar cambiar la matriz energética de la actual subordinación que tenemos a los combustibles fósiles”

El Diputado del Frente Renovador habló con este medio y dijo que “en líneas generales está de acuerdo” con el proyecto de ley de energías renovables. Criticó duramente a la nueva legislación de hidrocarburos por alentar “el capitalismo de amigos”, ser “completamente unitaria” y no tener contemplaciones con el medioambiente

En materia energética están en discusión 2 nuevas leyes: la recientemente aprobada ley de hidrocarburos y la del senador del Frente para la Victoria, Marcelo Guinle, que viene a modificar la vieja norma de las energías renovables, y que aún no se ha discutido en profundidad por su reciente ingreso a la cámara alta.

Al respecto Energía Estratégica dialogó con el diputado Alberto Asseff, quien disparó que “hay que intentar cambiar la matriz energética de la actual subordinación que tenemos a los combustibles fósiles para pasar de manera paulatina a fuentes renovables que nos permitan marchar al consumo de estas energías que no dañan el medioambiente”.

Dijo estar “de acuerdo, en líneas generales,” con la propuesta de Guinle y opinó que el tipo de iniciativas que viene timoneando el país está “lejos de tener una política energética cabal y abarcativa”.

En ese sentido, señala que llegar al consumo del 8 por ciento de energías renovables para el 2016 no será algo sencillo y que, por lo contrario, “desde el año 2006 –año que se promulgó la ley de energías renovables 26.190- lo que hemos visto es como han caído nuestras reservas energéticas, como se desinvirtió, como se dilapidó lo que habíamos logrado con anterioridad y ahora con esta política que prevé la ley tenemos que rezar que vengan las inversiones que están desalentadas por la coyuntura macroeconómica”.

Dentro de ese diagnóstico, el diputado sumó el problema inflacionario, que dijo que rondaba el 40 por ciento, el cepo cambiario de dólares para estimular la inversión y las bajas posibilidades de generar utilidades “son factores que hacen huir despavoridamente a los inversores”.

¿Cómo vamos a lograr movilizar los recursos de Vaca Muerta en estas condiciones?, se preguntó, y advirtió que “sólo un milagro podría lograrlo o quizás contratos leoninos

Explicó que un ‘contrato leonino’ es cuando al inversor se le da la mayor parte de las utilidades de lo extraído, “se lleva la parte del león”, y el país, “que pone los recursos, se queda con la parte del ratón”. Ejemplificó con el contrato a celebrar con Chevrón y argumentó que por eso se trata de un “contrato secreto y no se difunde a los 4 vientos como suele hacer el gobierno nacional”.

Ley de hidrocarburos: “no tiene la más mínima intención u objetivo de avanzar sobre energías renovables”.

Por otra parte, decidió meterse de lleno con el proyecto de ley de hidrocarburos, pronta a aprobarse en la Cámara de Diputados y convertirse en Ley, porque ya goza con la media sanción de senadores. “No es una ley energética, sino que emparcha la vigente en materia de hidrocarburos”, observó y agregó que a futuro “no tiene la más mínima intención u objetivo de avanzar sobre energías renovables”.

Argumentó que “por varios motivos” merece la desaprobación de la oposición. “Primero, porque alienta el capitalismo de amigos”.A los permisionarios actuales que obtuvieron en las áreas los permisos más por acomodo que por capacidad de inversión o de experiencia en la materia petrolífera, como es el caso de Lázaro Báez, no solamente se les atiene el permiso con la Ley que se va a sancionar, sino que se les habilita la posibilidad de prórroga a 35 años más”, señaló.

Al respecto amplió: “Como ellos no hicieron ninguna inversión, todo hace suponer que con esos permisos y la posibilidad de prórroga, negociarán ellos con las grandes corporaciones extranjeras y en ese camino es que nosotros vamos a seguir perdiendo parte de renta de nuestro recursos”.

Por otro lado, subrayó que la ley es “completamente unitaria”. “Centraliza en YPF todo el manejo de la política hidrocarburífera quitándole protagonismo a las provincias, lo que es inconstitucional”, contempló y apuntó a que “se le podría haber dado a las provincias una renta mínima mayor de las que esta Ley reconoce”.

Además, destacó la falta de políticas medioambientales de la ley de hidrocarburos. “No hay ni una mínima intención al respecto en proteger el medioambiente”, advirtió.

El método para explotar los yacimientos no convencionales son altamente contaminantes. Hay que hacer una perforación horizontal, no vertical –aclaró-, lo que puede generar una contaminación enorme en las fuentes de agua subterráneas. Hoy podemos no sufrir las consecuencias inmediatas pero en el mediano y largo plazo puede ser ominoso”.

 

Dejanos tu comentario sobre este artículo